Su renovación impidió que Etoo vistiera de blanco

Primera | Real Madrid

Su renovación impidió que Etoo vistiera de blanco

Su renovación impidió que Etoo vistiera de blanco

enric fontcuberta

Había 3 extranjeros en plantilla

Samuel Etoo acabó en el Barcelona, entre otras cosas, porque Roberto Carlos renovó hasta 2007 el pasado verano. Con el brasileño en plantilla y tras la llegada de Samuel, el cupo de extracomunitarios estaba cubierto, ya que Ronaldo también ocupa plaza de extranjero y este año la normativa sólo permite tener tres en plantilla. Etoo quería salir el pasado verano sí o sí del Mallorca con destino a un club grande y, aunque su preferencia era volver al Madrid y sus gestos sobre el campo así lo decían, la entidad blanca decidió no ejercer la opción preferencial que tenía sobre él (ya que compartía la propiedad de sus derechos con el club bermellón).

Así las cosas, previo pago de 10 millones de euros al Mallorca, el Madrid se habría quedado con Etoo con la conformidad del jugador. Sin embargo, y ante la negativa del camerunés de aguantar otro año más en la Isla, decidió venderlo al Barcelona. La operación dejó en las arcas del Real Madrid 12 millones de euros y en las del Mallorca otros 12. El Barcelona pagó 24, pero a cambio se ha llevado al que por ahora es máximo goleador del campeonato liguero con 12 tantos.

Ante el imposibilidad de fichar a más extranjeros, el Madrid se puso manos a la obra con las nacionalizaciones de Roberto Carlos y Samuel. El brasileño aceptó que fuera así en el momento de firmar su ampliación hasta 2007. Al llevar tantos años en España, el Madrid espera que los trámites se formalicen en 2005 (en junio podría tener pasaporte español).

En el caso de Samuel habrá que esperar un poco más. Será comunitario a principios de 2006. Fichó sobre esa premisa, y el hecho de que esté casado con una mujer de origen italiano ha acortado bastante los trámites necesarios para su nacionalización.