Ha mantenido varios pulsos con el Madrid desde el año 2001

Primera | Real Madrid

Ha mantenido varios pulsos con el Madrid desde el año 2001

Ha mantenido varios pulsos con el Madrid desde el año 2001

jesús aguilera

Sólo renovó tras irse Valdano

Roberto Carlos mantiene un tira y afloja con el club desde que Florentino fue elegido presidente en 2000. No en vano, el brasileño se decantó públicamente por Sanz en las elecciones de ese año ("Yo votaría a Lorenzo"). Su situación contractual ha sido desde entonces un culebrón que terminó el pasado mayo con su renovación hasta 2007.

A mediados de 2001, Roberto Carlos comenzó a hacer fuerza en la entidad para obtener una subida de sueldo. También buscaba el reconocimiento de ser el cuarto capitán (en ese momento concedido a Álvaro). Valdano le negó ambas cosas, aumento y capitanía, y Roberto decidió vengarse en el campo. Tras un gran gol ante el Espanyol, el 22 de septiembre de 2001, se llevó la mano a la oreja en la celebración, mirando al palco. El asunto coleó un mes.

Las giras por Asia que el Madrid inició hace dos temporadas dieron pie al brasileño a hacer una nueva reivindicación. Si en Japón tenía el mismo tirón que Raúl, Zidane o Figo, ¿por qué no cobraba lo mismo que ellos? La doble nacionalidad y la cesión de sus derechos de imagen eran otros puntos de fricción.

La pasada temporada fue aciaga para Roberto en lo deportivo. La separación de su ex mujer hizo correr los rumores sobre sus salidas nocturnas. Ante eso, el jugador afirmó: "En mis días libres hago lo que me da la gana. Nadie me va a controlar". Y en esas llegó el momento crucial de la renovación el pasado verano. Entonces apareció la noticia del interés del Chelsea, que le ofrecía 1.000 millones al año. El club pensó que los agentes de Roberto, que quería más dinero y renovar hasta 2009, estaban detrás de los rumores. Al final, logró el aumento, ya con Valdano fuera, y aceptó quedarse hasta 2007. Camacho fue uno de los artífices de la operación. Pero Roberto le pagó con declaraciones del tipo: "Cuando pegas un golpe en la mesa puedes romperte la mano".