Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Vuelta a España
Salinas de Torrevieja - Torrevieja
Corredor Tiempo
-- --
-- --
-- --
Liga Holandesa
EN JUEGO
Heracles Heracles HCL

1

Vitesse Vitesse VIT

1

EN JUEGO
Heerenveen Heerenveen HEE

0

Twente Twente TWE

0

FINALIZADO
Willem II Willem II WII

2

FC Emmen FC Emmen EMM

1

Temas del día Más temas

Vicente, no insistas

Vicente, no insistas

Si algo me enseñó mi madre desde pequeñito es que no hay peor pecado que ser contumaz en el error. Uno tiene derecho a equivocarse, no a ser reincidente. Si existía una demarcación que en este Madrid de Zidane y Raúl estaba garantizada y en buenas manos, esa era la portería. Iker Casillas había aprobado hace tiempo la Selectividad del marco (ganar la Champions con 18 años) y la carrera universitaria (un título de Liga con 20). Su DNI era un aval, no una desventaja. No había debate sobre el dueño de esa guarida sobre la que hay puestos tantos ojos.

Pero mi querido y respetado Vicente del Bosque se ha empeñado en ser infiel a su habitual coherencia dándose una alegría adolescente sin que nadie sepa las causas. Llevo semanas dándole vueltas y no le entiendo. César es muy buen portero, pero inferior a Casillas. Simplemente. Vicente, olvídate de echar el muerto de tu decisión a la prensa con esa frase que tanto duele: "El problema de la portería es de afectos y desafectos personales". Vicente, eso es dudar de la profesionalidad de los periodistas. No es justo y tú lo sabes.

Soy joven y he cometido errores en mi agitada existencia, pero he aprendido a no tropezar varias veces con la misma piedra. Por eso, Vicente, te pido humildemente que recapacites. Quitaste a Iker de la foto de la final del Centenario y la consecuencia fue ver a la afición deportivista cantar con sorna el "cumpleaños feliz" a ese Madrid que sé que tanto amas. Anoche, tu equipo dio un repaso ejemplar al Barça en la primera parte, silenció el Camp Nou y sólo los nervios de César (él no tiene la culpa, se limita a salir cuando se lo ordenas) habilitaron el injusto empate.