ACTUALIDAD

Australotitan, el dinosaurio más grande de Australia: 25 metros de largo

El Australotitan vivió en Australia hace más de 92 millones de años. es el más grande de la familia de los saurópodos y tenía conexión con otras especies del mundo.

El Australotitan, dinosaurio más grande de Australia: 25 metros de largo
MUSEO EROMANGA / Vlad Konstantinov

La palabra 'titán' que lleva en su nombre ya nos indica la primera característica de un nuevo dinosaurio que vivió en Australia: su enorme tamaño, de hasta 25 metros de largo y 5 alto. Este vocablo, de origen griego, hace referencia a un tamaño descomunal. Y así es el Australotitan, una nueva especie de saurópodo que vivió en la Tierra hace más de 92 millones de años.

El hallazgo ha sido publicado recientemente en la revista científica Peer J. En el artículo en cuestión se destaca que es "el mayor dinosaurio de Australia representado por restos osteológicos y, según las comparaciones del tamaño de las extremidades, alcanzó un tamaño similar al de los titanosaurios gigantes de Sudamérica".

Este nuevo ejemplar, bautizado como Australotitan cooperensis o 'el titán meridional', vivió en el estado de Queensland durante una época prehistórica, cuando todavía Australia continental estaba unida a la Antártida.

Restos hallados en 2006

Los primeros restos de este dinosaurio fueron excavados entre 2006 y 2007 en la formación Winton, situada en la cuenca de Eromanga, rica en hidrocarburos y pastizales. El ejemplar también es conocido como 'Cooper', debido al riachuelo que había junto al yacimiento arqueológico en el que fue encontrado.

Scott Hocknull, curador del Museo de Queensland, y la paleontóloga Róchelle Lawrence, explicaron también que tras recuperar miles de kilogramos de huesos, fueron comparados mediante tecnología 3D con los de otras especies de saurópodos australianos y otras partes de mundo. Tras los resultados, pudieron comprobar que se trataba de una especie nueva.

Conexión con otros saurópodos

Durante el estudio del mismo, los investigadores confirmaron que los cuatro saurópodos que se han descubierto hasta la fecha en Australia tenían una relación estrecha con otros dinosaurios de otras partes del mundo. No obstante, lo que no consiguieron es situar a las cuatro especies en el mismo lugar y al mismo tiempo.

"Esto significa que podrían haber evolucionado a lo largo del tiempo para ocupar hábitats muy diferentes. Incluso es posible que nunca se hayan encontrado", apuntan. Las especies australianas están emparentadas con los titanosaurios de Sudamérica y Asia, lo que sugiere que pudieron dispersarse desde Sudamérica (a través de la Antártida) en los periodos de calor global. La otra de las teorías es que lo hicieran por los antiguos archipiélagos insulares del Sudeste Asiático.