TECNOLOGÍA

El plan de Elon Musk para llevar internet a la España vaciada

El dueño de Tesla quiere lanzar hasta 42.000 satélites bajo el paraguas de su empresa Starlink para llevar internet a las zonas más remotas del mundo.

El plan de Elon Musk para llevar internet a la España vaciada

La empresa Starlink, propiedad de Elon Musk, pretende llevar conexión a internet a los lugares rurales y más alejados del planeta gracias al lanzamiento de 1.400 satélites con los que espera empezar a operar este mismo año. La versión beta ya la utilizan más de 10.000 usuarios en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido y en España ya se puede contratar, según informa El País.

El nuevo y ambicioso proyecto de uno de los hombres más ricos del mundo quiere empezar a operar en España y, para ello, ha registrado dos empresas en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Una es el proveedor de internet, que tiene sede en Irlanda. La segunda se centra en las frecuencias y dará suministro de conmutación de datos, con sede en Madrid.

Según Vozpópuli, la propuesta de Starlink para convertirse en operador en España se registró el pasado diciembre y ya ha sido aceptada. Según informan fuentes del sector a ese periódico: “Con la aceptación de este registro por parte de la CNMC, Starlink puede empezar a ofrecer servicios en España, aunque necesitará, además, disponer de frecuencias para arrancar”.

Un servicio ya disponible

La página web de la compañía permite que usuarios españoles contraten ya el servicio. El precio es de 99 euros al mes, a lo que hay que sumar 499 por el hardware necesario: una antena parabólica de 50 cm de diámetro, el router y los cables. El envío del material tendrá un coste adicional de 60 euros

Starlink pretende que su conexión a internet alcance una velocidad de entre 50 y 150 megabits por segundo y una latencia (el tiempo que tarda una señal en hacer un viaje de ida y vuelta) de entre 20 y 40 milisegundos para la versión beta. Según informó Elon Musk en Twitter, el objetivo es llegar a una latencia menor a 20 ms y una velocidad de 300 Mbps.

Según informa Business Insider, una de las ventajas del servicio sería su resistencia ante las inclemencias climáticas, según han reportado algunos usuarios de la versión beta. La velocidad ha sido incluso de 175 Mbps con vientos, nevadas y temperaturas bajo cero.

Una red de satélites en aumento

Cada uno de los 25 lanzamientos que ha realizado Starlink ha puesto unos 60 satélites en órbita. El primer lanzamiento se produjo en 2018 y el último hace unas semanas con el que se alcanzaron los 1.400 satélites en órbita, un tercio de los que hay actualmente en la Tierra. El objetivo de Elon Musk es llegar a 12.000 en 2025 y a los 42.000 en 2027.

Una de las características de estos satélites es su distancia respecto a la Tierra, ya que se están colocando a unos 550 kilómetros de la superficie, una distancia 60 veces menor que los satélites tradicionales, según El País. Incluso, algunos se pretenden colocar a 320 kilómetros. Una distancia que, explican expertos, permite tener una mejor cobertura, velocidad y latencia.

El mercado de las telecomunicaciones también ha atraído a otras empresas, además de a Starlink. La compañía inglesa OneWeb pretende dar cobertura global en 2022 con el lanzamiento de 650 satélites, mientras que Jeff Bezos también quiere lanzar el Proyecto Kuiper, con objetivos similares.