ACTUALIDAD

Un estudio determina que la comida sabe mejor si la vemos antes de olerla

La investigación concluyó que el orden en el que los sentidos interactúan con la comida tiene un impacto decisivo a la hora de producir que nos guste más o menos.

Un estudio determina que la comida sabe mejor si la vemos antes de olerla
André Coelho EFE

El sentido del gusto no es el único que interviene para que podamos disfrutar plenamente de la comida y verla antes de olerla supone un factor determinante para que el placer que nos provoca sea mayor. Así lo ha determinado un estudio realizado por la Universidad de Florida en el que participaron casi 200 personas.

Según este trabajo, que ha sido publicado en la revista ‘Journal of Consumer Psychology’, el orden en el que los sentidos interactúan con la comida tiene un impacto decisivo a la hora de producir que la comida nos guste más o menos. En concreto, la investigación concluyó que lo ideal es empezar con la vista, seguir con el olfato y terminar con el paladar.

Pruebas con galletas, aperitivos con frutas y limonada

Los responsables del estudio alcanzaron sus resultados después de que los voluntarios que participaron en la investigación experimentasen con galletas, aperitivos hechos con frutas y limonada. Como detalla EFE, estas personas paladearon cada una de las tres cosas, jugando con el orden de los sentidos, es decir, probarlas sin ver, sin oler, viéndolas antes que oliéndolas y lo contrario.

Tras realizar este proceso, los catadores afirmaron que, en el caso de las galletas y los aperitivos de frutas, los que mejor sabor habían causado fueron los que habían podido ver antes de olerlos. En cuanto a la limonada, la ingerida en vasos de plástico transparente fue la favorita de los participantes, que prefirieron sin dudar esta opción a la servida en vasos de color sólido con tapa que habían sido salpicados con aceite artificial con aroma a limón.

"Esto se debe a que poder ver un alimento antes de olerlo ayuda a procesar la señal de olor con mayor facilidad, lo que a su vez mejora la percepción del sabor de la comida", dijo Dipayan Biswas, profesor de marketing en USF. "Básicamente, los aromas juegan un papel fundamental al influir en las percepciones del gusto; sin embargo, curiosamente, las personas pueden procesar mejor un aroma en sus cerebros cuando el aroma está precedido por una señal visual correspondiente, como el color", añadió el experto.

Ver al alimento, factor relevante

La investigación incluyó asimismo la degustación por parte de los participantes en el estudio de una limonada a la que se añadió colorante alimentario púrpura inodoro, un color que normalmente no se asocia con el sabor a limón. Esta produjo una percepción del sabor más negativa que la clásica de color amarillo. "Probamos esto para comprender mejor cómo el sistema de procesamiento sensorial humano evalúa una secuencia de señales visuales y relacionadas con el olor", dijo Biswas.

Los resultados que ofreció el estudio han llevado a sus responsables a recomendar que las tiendas de alimentos instalen más vitrinas para ayudar a facilitar la capacidad del cliente de ver un alimento a distancia antes de olerlo. Y es que consideran que si hay muestras visibles para el cliente antes de entrar en un negocio, se fortalecerá la percepción del sabor de los alimentos, lo que puede aumentar las ventas y la impresión general del negocio.