ACTUALIDAD

Locura en Reino Unido con el 'Manic Monday'

Con el alivio de las restricciones y la apertura de restaurantes, pubs o comercios no esenciales, las calles de Londres se han llenado más que nunca de gente.

Reino Unido Londres manic Monday coronavirus reapertura
Dan Kitwood Getty Images

Casi cinco meses después, desde la apertura general en Navidad, las tiendas, comercios no esenciales, restaurantes, bares o pubs han vuelto a reabrir en el conocido como Manic Monday. Las calles de la ciudad de Londres han amanecido repletas de personas deseosas de disfrutar de un día más parecido a la vieja normalidad. Se habla de un número sin precedentes con respecto a otros años.

Aunque el día ha comenzado con avisos de lluvia, nieve o bajas temperaturas, nada ha impedido a los británicos salir a la calle a aprovechar un relajamiento de las restricciones propias de la pandemia. Bibliotecas, gimnasios, cervecerías, salones de belleza, parques temáticos, zoológicos, etc. Todos han podido reabrir desde la pasada medianoche del domingo al lunes.

Como todavía se mantiene la orden de no poder comer en el interior de un bar o restaurante hasta el 17 de mayo, las terrazas al aire libre se han convertido en el sitio al que acudir en masa, agotando todas las reservas en azoteas o jardines. Hasta esa fecha también se extiende la prohibición en interiores para el entretenimiento, el alojamiento o el deporte grupal.

Colas en las puertas de las tiendas antes del amanecer

La locura del Manic Monday ha llegado a tal extremo que los compradores y consumidores han hecho colas desde antes del amanecer para entrar en tiendas y comercios considerados no esenciales, que desde el 5 de enero, cuando comenzó el tercer bloqueo o cierre, permanecían sin poder abrir. Se estima que casi dos millones de personas visitarán las tiendas de Londres hoy.

Las peluquerías, por ejemplo, han sido otras que han vuelto al trabajo, y entre sus clientes ha llamado la atención la presencia de Boris Johnson. En este caso, ha sido su peluquero quien se ha pasado por Downing Street.

Otro sector revivido ha sido el de los hoteles, que cerraron a principios de noviembre y solo tuvieron un respiro de dos semanas en diciembre. Desde primera hora de la mañana han empezado a atender a los primeros clientes.

Reservas agotadas en pubs y restaurantes

“Básicamente, estamos llenos hasta los topes en todas partes. Las reservas no tienen precedentes. Nunca había visto algo así en todos los años que llevo en el negocio de los restaurantes”, explica Des Gunewardena, director ejecutivo del grupo de alta cocina D&D London, al diario Evening Standard.

Este grupo tiene a más de 100.000 personas confirmadas en reservas para las próximas cinco semanas hasta que se reabran los interiores. “Estamos ejecutando un servicio continuo. No hay almuerzo y cena separados. Era la única forma en que podíamos hacer frente a la demanda”, añade.

La locura se ha extendido a las afueras del centro de la capital. Pubs y restaurantes tienen reservas fuera de lo normal, miles, teniendo en cuenta el clima tan variado en Reino Unido que puede afectar a las terrazas al aire libre.

“Tenemos más de 5.000 reservas para el primer mes de apertura, lo cual es fantástico. Estamos muy emocionados. El desafío para nosotros es el clima británico”, cuenta Tom Hellitwell, también al Evening Standard. “Nuestro bar jardín está ahora completamente lleno hasta el 22 de mayo”, añade Jamie Kerr, gerente general de Mama Shelter London.