ACTUALIDAD

Crean un embrión humano en laboratorio a partir de células madre: sin espermatozoides

La investigación permitirá ampliar los conocimientos sobre las causas del aborto espontáneo temprano, la infertilidad y el estudio del desarrollo humano en sus primeras fases.

Crean un embrión humano en laboratorio a partir de células madre: sin espermatozoides
Universidad Monash

Las investigaciones científicas continúan más allá de las dedicadas exclusivamente a la pandemia del coronavirus y en las últimas horas ha salido a la luz un revolucionario hallazgo que va a permitir importantes avances en la medicina: un modelo de un embrión humano generado a partir de células de la piel.

Se trata de un descubrimiento que, según los expertos, proporcionará la capacidad de ampliar los conocimientos sobre las causas del aborto espontáneo temprano, la infertilidad y el estudio del desarrollo humano en sus primeras fases, como recoge Europa Press.

Esta labor de investigación ha sido desarrollada por un equipo internacional de científicos que ha estado liderado por la australiana Universidad de Monash. Los resultados de su trabajo han sido publicados por la prestigiosa revista especializada ‘Nature’.

Facilitará el desarollo de nuevas terapias

Este importante descubrimiento fue obtenido por los investigadores tras reprogramar con éxito estos fibroblastos o células de la piel en una estructura celular tridimensional que es morfológica y molecularmente similar a los blastocistos humanos. Llamados iBlastoides, estos pueden usarse para modelar la biología de embriones humanos tempranos en el laboratorio.

“Los iBlastoides permitirán a los científicos estudiar los primeros pasos del desarrollo humano y algunas de las causas de la infertilidad, las enfermedades congénitas y el impacto de las toxinas y los virus en los embriones tempranos, sin el uso de blastocistos humanos y, lo que es más importante, a una escala sin precedentes acelerando nuestra comprensión y el desarrollo de nuevas terapias", explica uno de los investigadores el profesor argentino José Polo.