FAUNA

EE UU clona por primera vez un animal en peligro de extinción

Un ejemplar del hurón patinegro, una especie autóctona estadounidense, nació a partir de células congeladas de otro ejemplar.

EE UU clona por primera vez un animal en peligro de extinción

Científicos del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (FWS, por sus siglas en inglés) han conseguido clonar a un ejemplar del hurón de patas negras gracias a las células congeladas de otro ejemplar anterior y una gestación “subrogada” de una madre. El logro de esta clonación es un gran impulso para las tareas de conservación animal, informa la CNN.

El pasado mes de diciembre nació Elizabeth Ann, una cría del hurón de patinegro, una de las especies en mayor peligro de extinción en Estados Unidos. Esta clonación se ha conseguido gracias a las células de Willa, un hurón de esta especie que llegó a vivir más de 30 años.

Ryan Phelan, el director de ‘Revive & Restore’ señaló que “la genómica reveló el valor genético que Willa podría aportar a su especie, pero que fue el compromiso a que esta especie sobreviva lo que ha llevado al nacimiento exitoso de Elizabeth Ann”

Declarado extinto en los años 70 

Este mamífero carnívoro pertenece a la familia de los mustélidos que incluye a las comadrejas, visones, turones, nutrias, tejones y martas. Fue declarado extinto en el año 1979, pero un ranchero de Wyoming encontró una pequeña población en sus tierras dos años después. Según la FWS, todos los hurones de patas negras actuales descienden de un total de siete individuos. 

El nacimiento de Elizabeth Ann, de la que los científicos esperan que podrá aparearse, supondrá un impulso a la conservación de este pequeño animal. “Verla ahora prosperar marca el comienzo de una nueva era para su especie y para las especies dependientes de la conservación en todas partes. Es una victoria para la biodiversidad y el rescate genético", indicaba Phelan. 

Los hurones patinegros son una especie tan protegida que a 120 ejemplares se les administró una vacuna experimental contra la COVID-19 el pasado mes de diciembre. Estos pertenecían a un centro de conservación de esta especie en Colorado y, según Tonie Rocke, uno de los científicos que investigaba esta vacuna, “toda esta población es genéticamente similar, ya que provienen del mismo pequeño grupo de cría, lo que debilita sus sistemas inmunes”.