CORONAVIRUS

¿Cuántas horas seguidas puedes usar una mascarilla quirúrgica?

Este accesorio fundamental para evitar contagiarse solamente puede usarse una vez y durante 4 horas como máximo para evitar que pierda efectividad.

¿Cuántas horas seguidas puedes usar una mascarilla quirúrgica?

Las mascarillas quirúrgicas se han convertido en un accesorio fundamental para evitar contagiarse de coronavirus. Sin embargo, sigue habiendo mucho desconocimiento sobre algunos detalles de su uso, como cuántas horas seguidas puede usarse o cómo hay que ponérsela y quitársela. La Asociación Española de Normalización, un órgano dependiente del Ministerio de Industria, ha realizado una serie de recomendaciones sobre el uso de estos productos, que solamente pueden utilizarse una vez y durante 4 horas como máximo.

Si no ha habido un desgaste importante, sin embargo, puede ampliarse este periodo de tiempo. Asimismo, se recomienda cambiar la mascarilla cuando esté muy húmeda, aunque no hayan pasado las 4 horas recomendadas, y también si se ensucia. Esto se debe a que las mascarillas suelen humedecerse con el paso de las horas y pierden efectividad, y tener también en cuenta la fecha de caducidad de estas mascarillas.

Las autoridades avisan también de que no se pueden poner las mascarillas en posición de espera, es decir, en la frente o debajo de la barbilla durante y después de su uso. Para quitarse este accesorio, es necesario tener en cuenta una serie de medidas de limpieza, como lavarse las manos antes de manipularla, no tocar la parte frontal, y volver a lavarse las manos una vez se haya quitado.

Tres tipos de mascarilla quirúrgica

Las mascarillas quirúrgicas son de uso prioritario de aquellas personas que hayan dado positivo por coronavirus en una PCR, porque no contagian a los demás. Si se la pone una persona sana, podría ser contagiada por alguien que no se proteja adecuadamente. En ese caso, sería mejor usar una mascarilla higiénica.

Hay varios modelos de este tipo de accesorio. La mascarilla quirúrgica tipo I y la tipo II tienen una Eficacia de Filtración Bacteriana (EFB) para personas que den positivo por coronavirus. Hay un tercer tipo, la IIR, que ofrece protección ante diferentes salpicaduras, como sangre y otro tipo de líquido biológico. Asimismo, es necesario prestar atención al etiquetado, en el que deben aparecer tres tipos de información: el certificado europeo con el símbolo CE, la referencia UNE en 14683, que marca que cumple con el estándar de calidad, y finalmente, el tipo de mascarilla que es. Es recomendable comprar siempre las mascarillas en la farmacia.