CORONAVIRUS

Un virólogo avisa del peligro de reutilizar mascarillas: "Puede ser nocivo para la salud"

Estanislao Nistal, virólogo y profesor de microbiología, destaca en una entrevista en NIUS el peligro que supone por las bacterias que se van acumulando.

El uso obligatorio de mascarillas en determinadas situaciones hace que prácticamente todos los días que salgamos a la calle tengamos que hacerlo con ella puesta. Una nueva normalidad a la que tendremos que acostumbrarnos en los próximos meses. La mascarilla es una de las medidas adoptadas para contener la expansión del virus, además del distanciamiento social y el lavado de manos de forma regular.

Sin embargo, no vale solo con llevarla, y llevarla bien, sino que también hay que limpiarla de forma correcta para evitar que contenga bacterias perjudiciales. Estanislao Nistal, virólogo y profesor de microbiología de la Universidad CEU San Pablo, habla en NIUS sobre las consecuencias de una mala limpieza de las mascarillas. "La gente no es consciente de la cantidad de bacterias que se van acumulando y que pueden tener un efecto nocivo para la salud".

Unas bacterias con las que ya entra en contacto nada más colocarlas en nuestra cara. "Entra en contacto con las bacterias que están en nuestra piel. Y si la estamos tocando, apoyándola en la barbilla o el pelo, el número de bacterias incrementa de forma preocupante", asegura. Nistal considera que cada vez que reutilizamos una misma mascarilla "exponemos a nuestros sistema respiratorio a toda esa carga bacteriana y eso puede enfermarnos".

Principales riesgos de un mal uso

Los mayores problemas de un mal empleo de las mascarillas están relacionados con molestias en la garganta, boca o nariz, en palabras del profesor Nistal. "Esas bacterias pueden descender a la parte baja de nuestros pulmones y producir una infección que dé como consecuencia una neumonía".

Recomendaciones para el uso y desinfección

Estanislao Nistal recomienda, como se ha hecho desde el Ministerio de Sanidad, ponérsela tocando únicamente las gomas que van detrás de las orejas. Además, no debemos bajarla a la barbilla si subirla a la cabeza mientras la tengamos puesta. En caso de ser una quirúrgica, tirarla tras su uso. Si es reutilizable, la debemos guardar en un sobre de papel, ya que impide que crezcan las bacterias. Lo que no se recomienda es guardarlas en bolsas de plástico, ya que éstas acumulan humedad y facilitan la aparición de microorganismos.

En el aparado de la desinfección, lo recomendable es, si son de tela, lavarlas y plancharlas a alta temperatura. En caso contrario, podemos usar un microondas, calentando un recipiente con agua.