Síguenos

ESCALADA

Mueren dos reconocidos alpinistas en la guerra de Ucrania

Alexander Zakolodny y Grigory Grigoryev, de 35 años, dedicaron su vida a la escalada y el alpinismo. Se alistaron juntos y como voluntarios al ejército.

0
Mueren dos reconocidos alpinistas en la guerra de Ucrania
Facebook

El Club Alpino de Járkov ha comunicado a través de las redes sociales la muerte de Alexander Zakolodny y Grigory Grigoryev, dos de sus miembros más destacados. En febrero del 2022, cuando se inició la invasión rusa de Ucrania, se alistaron de manera voluntaria y simultánea al ejército de su país. Al parecer, habrían muerto combatiendo juntos este pasado fin de semana cerca de Soledar, en la provincia de Donetsk, en el marco esta guerra que está a punto de cumplir un año.

Cabe recordar que tras duros enfrentamientos, esta ciudad fue tomada por los rusos entre el 11 y el 12 de enero, aunque quedaron reductos de soldados ucranianos repartidos por varios puntos. En este sentido, el mismo comunicado también informa de que "la batalla fue dura y sus camaradas no pudieron recuperar sus cuerpos".

Una vida de escalada y alpinismo

Compañeros de todo:De expediciones, competiciones y de guerra.

Tanto Alexander Zakolodny como Grigory Grigoryev tenían 35 años y habían decidado gran parte de su vida al alpinismo y a la escalada. Empezaron a escalar juntos en Járkov y ambos tenían un largo historia de gestas. Grigoryev, por ejemplo, se estaba formando como guía de escalada y alpinismo, trabajaba en el Ayuntamiento de Járkov y a estos deportes sumaba su pasión por el ciclismo y el triatlón. Un atleta total.

Zakolodny, por su parte, era guía de alpinismo y escalada, vicepresidente de la Federación y presidente del Comité de Alpinismo, además de dirigir el centro de escalada vertical en Járkov. Tenía el título de Leopardo de las Nieves por haber escalado los cinco sietemiles del Pamir y el Tian Shan, además de haber participado en varias expediciones a ochomiles como la del Makalu (2010) que temrinó abriendo una nueva ruta en la vertiente suroeste de la montaña. En 2013, incluso, estuvo en el Nanga Parbat, una expedición que acabó de manera trágica por un ataque terrorista que mató a once personas.