Síguenos

SURF

Condiciones extremas despiertan las olas gigantes de Chile

Una gran marejada permite disputar en tan solo tres días los campeonatos de surf de olas grandes Lobos por siempre y El Buey Santos del Mar.

0
Condiciones extremas despiertan las olas gigantes de Chile
YouTube

Apuró hasta el último día del período de espera, pero el Océano Pacífico acabó bombeando las olas que se necesitaban para disputar el Big Wave Internacional Lobos por Siempre. Hasta 5.000 espectadores se acercaron a la comuna de Pichilemu (Chile) para presenciar un espectáculo único en la costa chilena: olas gigantes "de 9 a 12 metros de altura", según la organización, "algo que no se vivía en el país desde hace más de una década".

En este contexto y ante surfistas de todo el mundo, quien mejor surfeó fue Ramón Navarro, surfista local, que se impuso a su compatriota Cristopher Tapia, al brasileño Lucas 'Chumbo' Chianca y al vasco Natxo Gonzalez. Entre las mujeres, la más inspirada fue la estadounidense Katie Mace McConnell, seguida de la chilena Natalia Escobar y la también americana Emily Erickson.

Esto fue el lunes, 15 de agosto. Pues bien, el martes daba inicio El Buey Santos del Mar, otro evento de surf de olas grandes que tiene lugar en Chile. Entre olas de 5 a 7 metros hubo momentos de tensión, tablas partidas y algún que otro susto, pero también muy buenas olas para el recuerdo. Al final del primer día, Vinicius Dos Santos iba en cabeza. En el segundo día de competición (miércoles), pero, las cosas cambiaron. Yendo de backside, el peruano Cristóbal de Col se metió en un tubo impresionante, recibió un 10 como puntuación y acabó llevándose el campeonato -por muy poco- ante su compatriota Miguel Tudela. Tercero fue Nick Lamb y cuarto Vinicius Dos Santos. 

Además del premio económico como ganador del campeonato, de Col también se lleva una plaza para La Vaca Gigante, el evento de surf de olas grandes que tiene lugar en Santander (Cantabria) y que está hermanado con El Buey.

Como curiosidad, cabe destacar que las condiciones del mar eran tan extremas que otro evento de surf como el Maui and Sons Arica Pro Tour (QS5000) se vio obligado a posponer la competición.