CICLISMO | TITAN DESERT

Olano: "Hay que ver las joyas que sacan en el extranjero para cambiar la fórmula en España"

Abraham Olano (51 años) se encuentra disputando la Titan Desert. Campeón del mundo en fondo y contrarreloj, repasa en AS su trayectoria, el panorama actual...

Marruecos
0
Olano: "Hay que ver las joyas que sacan en el extranjero para cambiar la fórmula en España"
Titan Desert

Luce el dorsal 19 en su bicicleta, en las filas del KH-7, y es el corredor con mejor palmarés de carretera de los cerca de 400 participantes en la Titan Desert. Es Abraham Olano, que a sus 51 años no ha perdido la pasión y el amor por la bicicleta. A lo largo de su carrera (desde 1992 hasta 2002) logró 45 triunfos... para tener el palmarés que le coloca en el selecto grupo de los mejores españoles de siempre. Destacan una Vuelta, un Mundial de contrarreloj y otro de fondo (siendo el único hasta el momento que logró el maillot arcoíris en ambas disciplinas). En pleno desierto marroquí atiende a AS tras una larga jornada por la arena africana.

-¿Qué tiene de especial una Titan Desert?

Esta es la cuarta o quinta vez que vengo, ya ni recuerdo, y me gusta. Ves zonas nuevas que normalmente no vas a contemplar en unas vacaciones, y al hacer estas rutas aprovechas para disfrutar el paisaje. Monto normalmente en bicicleta de carretera, y en MTB solo hago la Titan, he estado alguna vez en Atacama (Chile) y en una prueba que me hacen en homenaje... desde hace más de 30 años, antes incluso de que fuera profesional. En carretera sí hago más: la Indurain, Quebrantahuesos, pruebas en Galicia... dónde me llaman.

-Es un reclamo para todos los Titanes con los que comparte haimas y campamento.

Disfruto mucho con la gente. En el pasado, ellos eran los que te apoyaban y jaleaban en las cunetas, y esta es mi forma de agradecerlo, o una de ellas. Me recuerdan mucho la anécdota del Mundial que gané con la rueda pinchada. En carrera me saludan y algunos me dicen que si al acabar la etapa nos podemos hacer una foto, y sin problema. Hablamos de todo... y en especial de ciclismo, que es lo que nos gusta.

-¿Qué tal se ve de fuerzas?

Tengo un dicho que me gusta: en la bici vas a tope, pero vas mucho más despacio que antes. Es decir, antes ir a tope era ir rápido, y ahora ir a tope es lento. También es ley de vida. Hoy en día la juventud se prepara mucho más que antes para este tipo de marchas y pruebas. La forma de trabajar hoy en día (teletrabajo etc) hace que sea mucho más compatible salir a montar. Antes no era así.

Abraham Olano charla con AS en Marruecos

-¿No acabó agotado de la bicicleta tras una carrera tan intensa?

Nada más dejar la alta competición (en 2002) dejé la bici apartada. Estuve un tiempo haciendo carreras a pie, con medias maratones y maratones, disfrutando... lo que pasa que el correr da muchas más lesiones que la bicicleta (entre risas), por lo que sobre dos ruedas disfruto mucho más, y en este tipo de pruebas en especial, al lado de gente que me apoyó en su momento. Se lo merecen. También sigo en contacto con gente de mi época como Melcior Mauri y Sylvain Chavanel (ambos también en la Titan), Indurain, Jalabert. Con los del CLAS Cajastur tenemos un grupo de WhatsApp y también hablo con algunos de la ONCE.

-¿Cree que su palmarés está infravalorado por los españoles?

Bueno... el problema de aquella generación es que algunos veníamos detrás de Miguel Indurain. También hoy en día, con las redes sociales, ves más pruebas y carreras, en el momento que quieras. Antes era en directo o luego ya en la prensa. La mayor espina que se me quedó en mi carrera fue lograr un podio en el Tour, ya que duele más cuando acabas cerca (fue 4º en 1997 y 6º en 1999). Hoy también pasa que a algunos chavales jovenes se les pone la medallita de campeones y se estropean en el camino. Se creen que ya están haciendo lo que deberían hacer sin haber llegado todavía a su meta.

-Sigue siendo el único con el doble oro (fondo en 1995 y contrarreloj en 1998).

Sí... pero bueno, los récords están para romperlos. Cuando lo logré alguno, habrá que felicitarle. El Mundial de crono empezó en 1994 y creo que ha habido corredores que podrían haberlo conseguido. En el futuro habrá alguno que lo pueda hacer.

-¿Cómo ve el panorama del ciclismo español?

Están a buen nivel, y está saliendo gente joven, pero creo que hay que cambiar muchos hábitos. No digo que estemos enquistados. Hay que ver las joyas que sacan en el extranjero y cambiar la fórmula en España. Vemos que casi todos los chavales vienen al ciclismo de otros deportes: ciclismo, saltos de esquí... luego, cuando son profesionales de la bici, rinden al máximo nivel durante la temporada, y en invierno cambian el chip. Hacen otros ejercicios que igual los españoles no hacen, y eso es importante porque la bicicleta te da lo que te da de cara al rendimiento, pero no te la fuerza que igual te dan otros deportes. No digo que aparquen la bici, pero sí buscar otra fórmula. En contrarreloj tuvimos buena época con Indurain, con Mauri, conmigo... pero desde entonces ya menos.

Olano, campeón del mundo en 1995 en Duitama (Colombia) con Indurain siendo plata

-¿Y el panorama del ciclismo en general actual?

Hay un ciclismo en la actualidad que es el que nos gusta a todos. Los Pogacar, Evenepoel, Van der Poel, Van Aert... atacan a 50 km de meta, y el que pueda que les siga. Incluso Alaphilippe, como vimos en el Mundial reciente. Otra cosa es ser un corredor idóneo para realizar ese tipo de ciclismo. A mí es una forma de correr que me encanta.

-Muchas gracias y suerte para lo que queda de Titan Desert.

Gracias, y sobre todo vamos a intentar disfrutar.