CICLISMO | TOUR DE ROMANDIA

Geraint Thomas se resarce con la general y Soler roza el podio

Vuelco en la general en la crono final del Tour de Romandía. Triunfo de Remi Cavagna en la etapa y Geraint Thomas gana la general. Soler, cuarto a un segundo del cajón.

Geraint Thomas se resarce con la general y Soler roza el podio
FABRICE COFFRINI AFP

La crono final del Tour de Romandía, disputada sobre 16 km quebrados en Friburgo, dejó una noticia principal: el hundimiento de Michael Woods. El canadiense, extraordinario escalador, partía como líder antes de la última etapa de la cita suiza, pero demostró que la especialidad contra el crono es su gran hándicap a la hora de aspirar a generales importantes. Se dejó 1:11 con el ganador, Remi Cavagna, y fue sobrepasado en la clasificación final hasta por cuatro ciclistas. Entre ellos, un Geraint Thomas que conquistó la general y se resarció de la caída en la recta final del día anterior. Triunfo importante para el británico, que no ganaba desde que subió a lo alto del podio del Tour de Francia en 2018.

La jornada dejó el dominio de dos contrarrelojistas de muchos kilates. Por un lado, Remi Cavagna, este francés del Deceuninck que usa sus enormes dotes de rodador para aspirar a triunfos en las cronos, pero también para dar mucho espectáculo en las carreras en línea. Esta vez, en un trazado que le venía a las mil maravillas, logró estrenar su casillero en 2021 y dar a su equipo la victoria número 25 de la temporada. El otro especialista que brilló fue un suizo, Stefan Bissegger (EF), que a sus 22 años se está destapando esta temporada con actuaciones magníficas, como la segunda posición de este domingo o la que significó su gran conquista hasta ahora, la crono de París-Niza.

Sólo ante esos dos fenómenos sucumbió Geraint Thomas, tercero en meta, pero que logró su objetivo principal, conquistar la general. El galés vuelve así a la senda del triunfo para olvidarse de su extraño incidente del sábado y para mandar un mensaje a su equipo, el Ineos, de cara a la grande francesa. Porque ser líder en la formación británica está muy caro: su compañero Richie Porte subió al podio como segundo.

La tercera plaza de ese cajón bien pudo ser para Marc Soler, que cerró esta gran semana en Romandía con una crono fantástica que a punto estuvo de auparle a la tercera plaza final, aunque finalmente fue para Fausto Masnada por apenas centésimas. Un detalle que no empaña el papel del catalán del Movistar, quien ha dado un golpe en la mesa en la carrera suiza justo cuando lo necesitaba: a apenas unos días de que inicie el reto de liderar al equipo español en el Giro (8 de mayo).