CICLISMO | TOUR DE ROMANDÍA

El regreso de Superman

El colombiano, fichaje estrella del Movistar, debuta con su nuevo maillot en Romandía, una carrera que desea ganar Ion Izagirre, tercero en 2016.

El regreso de Superman
Movistar

Como si se tratara de una peli o una historieta del superhéroe de Krypton creado por Jerry Siegel y Joe Shuster, Superman regresa. Miguel Ángel López, el fichaje estrella del Movistar para 2021, vestirá por primera vez los colores telefónicos en el Tour de Romandía. A partir de hoy, el colombiano de 27 años debuta en la presente temporada después de contagiarse con el coronavirus nada más aterrizar en España, lo que le impidió participar en la concentración de su equipo y retrasó su puesta en marcha. En un principio pretendía comenzar el curso en la Volta a Catalunya, cita en la que defendía el título de 2019, ya que la edición de 2020 se canceló. “Me siento con una ilusión tremenda por ponerme el maillot del Movistar. Espero que juntos logremos grandes resultados”.

Seguramente sea demasiado pronto para que López ofrezca un rendimiento inmediato. Marc Soler, su compañero, sí que debe afinar la forma de cara al Giro, que empieza el próximo 8 de mayo. El catalán se estrenará como capitán en una ronda de tres semanas. La carrera suiza arranca con un prólogo de cuatro kilómetros que acaba en rampa en Oron. Mañana tocará la jornada entre Aigle y Martigny, sobre el mismo trazado en el que se iba a disputar el Mundial de 2020, que finalmente se celebró en Imola (Italia) con victoria de Julian Alaphilippe. El circuito incluye la subida a la Col de la Petite Forclaz, cuatro kilómetros al 10,2% de media, y rampas que alcanzan el 15%. El jueves, viernes y sábado, más montaña, aunque únicamente se producirá una meta en alto: en Thyon 2000, el penúltimo día. Y el domingo, crono de 16 km para cerrar. En total, más de 12.500 metros de desnivel acumulado.

Primoz Roglic, el vencedor en 2018 y 2019, no participará. Se toma un descanso hasta el Tour. La pandemia provocó que en 2020 se anulara el evento, surgido en 1947 para conmemorar el 50 aniversario de la Unión Ciclista Suiza. Así que hombres de primer nivel como Geraint Thomas, Richie Porte (ganador en 2017), Steven Kruijswijk, Rigoberto Urán, Michael Woods, Marc Hirschi o Rui Costa pugnarán por sucederle en el palmarés. Chris Froome, campeón en 2013 y 2014, no parece que vaya a aspirar al título, porque se encuentra muy lejos de sus mejores pedaladas. Ion Izagirre, tercero en 2016, se apunta a luchar por la general tras quedar tercero en París-Niza y décimo en País Vasco: “Se trata de una prueba que me gusta mucho y que se adapta bien a mis características, con contrarreloj y montaña. Deseo terminar en el podio y pelear por el triunfo hasta el final”.