VUELTA AL PAÍS VASCO | PRIMERA ETAPA

Roglic pega primero

Triunfo del esloveno sobre su compatriota Pogacar en la contrarreloj de Bilbao que abría la Vuelta al País Vasco, con 28 segundos de ventaja. Mañana, etapa en línea desde Zalla.

Roglic pega primero
Luis Tejido EFE

Primoz Roglic se impuso en el primer asalto ante Tadej Pogacar de este año, con 28 segundos de distancia. Se tomó la revancha parcial del Tour. El mano a mano entre los cracks eslovenos en el inicio de la Vuelta al País Vasco se resolvió en favor del ganador de la Itzulia en 2018, después de una apasionante contrarreloj. Pogacar quiso apretar en el tramo final, una explosiva subida de trescientos metros desde la plaza del Gas hasta el parque de Etxebarria, junto a esa chimenea que queda como vestigio de lo que hace más de dos décadas estaba ocupado por una fundición de acero. Una preciosa atalaya en la que se subió triunfante el doble ganador de la Vuelta y que hace que haya golpeado primero. McNulty, un especialista que fue vigesimonoveno en la contrarreloj del último Mundial, le estuvo debatiendo el triunfo hasta el final en una etapa exigente, sobre 13,9 km, que todos aplaudieron, ya que prefieren tener esa batalla con el reloj descorchando la carrera en lugar de ubicarla al final, cuando ya no hay margen para corregirse.

En el punto intermedio, después de pasar por el impresionante mirador de Bilbao en Artxanda, una de las zonas verdes más concurridas de la ciudad, antes de Enekuri bastante arriba, el mejor era McNulty, con 7:42. Pogacar pasó a tres segundos, Roglic a 5 y otros grandes ciclistas como Valverde (+7) y Yates (+7) andaban lejos. El líder del Jumbo decidió salir muy pronto, a las 14:12 por si cambiaba el viento. Tuvo que esperar tres horas hasta ver pasar la última bici y comprobar que era primer líder. El resto se decantó por el tramo final en el entorno de las cinco de la tarde. El día, muy soleado, invitaba a dar pedales sin reservas y las dos ‘chepas’ en Santo Domingo y la rampa al parque, exigían mucho. Una jornada festiva en la que toda la afición vasca, una de las más numerosas y ruidosas del mundo, fue muy respetuosa con el problema sanitario que tiene a Bilbao a punto de un nuevo cierre perimetral, sin grandes aglomeraciones.

Roglic, ganador de la contrarreloj en Euskadi en 2017 y 2018, acabó marcando un imbatible crono de 17:17, a una media de 49,1 km/h. Tras la salida de la basílica de Begoña, otro lugar emblemático de la capital por abrigar a la patrona de Bizkaia, y la subida a Santo Domingo, el descenso era rapidísimo, buscando un perfil aerodinámico. Y la entrada a Bilbao, por la estampa más turística dejando el Guggenheim por la derecha, permitía coger aire hasta esa plaza del Gas, una tregua antes del repecho definitivo. Ahí llegó bastante asfixiado Pogacar, que daba cinco pedaladas y tenía que sentarse. Quería ponerse de pie, pero no podía. El viento tal vez daba más de cara y frenaba en los últimos que salieron.

El resultado es una buena noticia para Landa (26º a 49 segundos), ya que Pogacar tendrá que mover la carrera y le va bien en el intento por dinamitar ese control que empieza a ejercer el Jumbo, que ha metido a tres corredores entre los cuatro primeros, Roglic, Vingegaard y Foss. McNulty se metió entre ellos. El norteamericano se dejó la victoria de la primera etapa en la rotonda de Botica Vieja que conduce hacia el paseo por la Ría. No la cogió bien y se le escaparon unos segundos preciosos. A Ion Izaguirre, que defiende el trono logrado en 2019, se le hizo muy dura la etapa en el tramo final: 42º a 1:09. Un minuto es ya muy difícil de rectificar con tanta estrella por ahí revoloteando. 9. El que lo hizo de película es Álex Aranburu, a 31. En el Kern Pharma, el corredor Kiko Galván se encontraba mal, con dolor de barriga y ligera amigdalitis, y, pese a que se ha sometido a tres test PCR con resultado negativo en los últimos ocho días, ni él ni su compañero de burbuja Martí Márquez tomaron la salida en la Itzulia y el equipo arranca en cuadro. Tampoco lo hizo el colombiano Henao, por haber tenido contacto con un positivo por coronavirus. Pese a resultar negativo en una PCR, el equipo Qhubeka decidió que no disputara la carrera como medida de precaución. Además, buena etapa del eterno Valverde, genial en el GP Indurain y que acabó decimonoveno a 42 segundos. Su compañero Mas tuvo un percance en la carrera y se dejó en meta 1:17 con respecto a Roglic para acabar el 55º de la etapa.

Mañana se disputa la segunda etapa, la primera en línea. Un recorrido de 154,8 km por carreteras vizcaínas entre Zalla y Sestao y final junto al campo de fútbol de Las Llanas tras una dura cuesta final, la de Galindo, de medio km al 6,6 por ciento y arrancada al 13 por ciento de desnivel. Previamente se subirán tres altos puntuables, los de San Cosme (km 78,5) y Bezi (103,4), ambos de Tercera, y el de La Asturiana, de Segunda. Este último, con 7,4 km de subida al 6,5 y la cima a 14 km de meta puede romper la carrera con los 3,5 km. iniciales al 8,9 por ciento y tramos de hasta el 14. 

José Luis Arrieta, director deportivo del Movistar, avanzó, tras la buena contrarreloj de Valverde, que el excampeón luchará por la victoria en la Itzulia 2021. "Está difícil ganar pero por intentarlo no va a quedar", sentenció el excorredor donostiarra. "Le conocemos de sobra y sabemos que cuando disputa lo hace siempre al cien por cien. No me sorprende porque todos sabemos que es uno de los mejores del mundo", añadió. Arrieta, por otro lado, aseguró que el otro líder del equipo, Enric Mas, "está bien" a pesar de la caída del pasado sábado en el GP Miguel Indurain. 

Clasificación de la 1ª etapa y general de la Vuelta al País Vasco, disputada este lunes con salida y llegada en Bilbao (13,9 km):

1. Primoz Roglic (SLO/JUM) los 13,9 km en 17:17.

2. Brandon McNulty (USA/UAE) a 2.

3. Jonas Rasmussen (DEN/JUM) a 18.

4. Tobias Foss (NOR/JUM) a 24.

5. Tadej Pogacar (SLO/UAE) a 28.

6. Adam Yates (GBR/INE) m.t.

7. Patrick Bevin (NZL/ISR) m.t.

8. Ide Schelling (NED/BOR) a 29.

9. Álex Aranburu (ESP/AST) a 30.

10. Maximilian Schachmann (GER/BOR) a 31.