CICLISMO | ALPES Y VAR

Mollema es el primer líder tras conquistar la cima de Gourdon

El neerlandés venció por delante del belga campeón olímpico Greg van Avermaet (Ag2r Citroën) y del francés Valentin Madouas (Groupama-FDJ).

Mollema es el primer líder tras conquistar la cima de Gourdon
Trek

El holandés Bauke Mollema (Trek Segafredo) es el primer líder del Tour de los Alpes Marítimos y Var al imponerse en la primera etapa disputada entre Biot y Gourdon, de 186,8 kilómetros, en un final en alto donde se mostraron los favoritos.

Mollema, nacido en Groningen hace 34 años, fue el más fuerte en una última subida donde los nombres ilustres de la carrera lucharon por la primera plaza, que finalmente se llevó con ligero adelanto el ciclista neerlandés por delante del belga campeón olímpico Greg Van Avermaet (Ag2r Citroën), del francés Valentin Madouas(Groupama-FDJ) y del canadiense Michael Woods (Israel Start-Up Nation).

El español Jesús Herrada (Cofidis) entró en la pelea por la victoria en un final exigente, pero el corredor de conquense entró en la octava plaza a 3 segundos de Mollema, mismo tiempo que el grupo de Nairo Quintana, Geriant Thomas y Gorka Izagirre

Primer éxito desde 2019 para Mollema, quien abrió su cuenta en la presente temporada y podrá defender el maillot de líder en la segunda jornada. Ganador de Il Lombardía, la Clásica de San Sebastián y etapas en Tour y Vuelta, el neerlandés es un hombre para la general de las grandes en el Trek Segafredo, junto al italiano Vincenzo Nibali.

La primera escapada de la carrera se formó después de múltiples intentos por parte de los equipos más modestos, dispuestos a desafiar un recorrido escarpado con final en alto, en la cima del Col de Gourdon, que había que afrontar en tres pasos.

Entre los fugados el español del Burgos BH Óscar Cabedo, quien partió junto a Leveau, Maurelet, Vergaerde y Wirtgen con permiso de un pelotón que no se puso nervioso ante la aventura. La renta máxima fue de 6 minutos en el paso intermedio denominado Raymond Poulidor, en el km 29.

1ª etapa y general

1 Bauke Mollema Trek-Segafredo 4:50:19

2 Greg van Avermaet AG2R Citroën + 1

3 Valentin Madouas Groupama-FDJ + 1

4 Michael Woods Israel Start-Up Nation + 1

5 Giulio Ciccone Trek-Segafredo + 1

6 Dorian Godon AG2R Citroën + 1

7 Rudy Molard Groupama-FDJ + 1

8 Jesús Herrada Cofidis + 1

9 Thibaut Pinot Groupama-FDJ + 1

10 David Gaudu Groupama-FDJ + 1

El Ineos tomó la responsabilidad de controlar la fuga, que quedó estabilizada en torno a los 3 minutos a medida que se aproximaba el último tramo de la etapa, con las 3 subidas de 14 kms al 3,9 por ciento de desnivel al Gourdon, puerto tendido, no traumático, pero temido a estas alturas de la temporada.

En el primer tránsito por el alto el retraso del pelotón remolcado por el holandés Van Baarle (Ineos) era de 2 minutos. En la segunda se fue dispersando el grupo de vanguardia, lo mismo que el pelotón, víctima en gran parte por el fuerte ritmo de la escuadra de Geraint Thomas y Tao Geoghegan, que mostraba sus intenciones de controlar la general.

El último superviviente, el belga Otto Vergaerde (Alpecin Fenix), entregó sus ilusiones a 300 metros de la pancarta de cima. Reagrupamiento de un reducido pelotón que ya iba a gestionar sin reservas la última y decisiva subida para decidir quien iba a ser primer líder del Tour de los Alpes Marítimos y Var.

El descenso del puerto fue un festival de ataques que dividió aún más al pelotón, que ya marchaba destrozado. El Ag2r con Oliver Nassen trató de abrir hueco, pero el Trek de Mollema y del escalador italiano Giulio Ciccone tenían un final hecho a su medida y echó por tierra el intento. La fiesta se disparó en los decisivos 8 kilómetros de ascenso hasta la localidad medieval de Gourdon. De lejos apareció Geraint Thomas para mostrar galones de favorito y reducir a los últimos valientes que trataban de sorprender.

Dejando que otros movieran ficha, el galés se posicionó en cabeza, pero sin soltar el látigo ante las arremetidas del Groupama de Pinot y Gaudu, al acecho del primer maillot de líder, como el Ag2r ante un final idóneo para Van Avermaet. Con el desorden instalado en cabeza Mollema jugó sus cartas con una arrancada que fue definitiva. Un par de segundos fueron suficientes para llevarse la etapa y ser el primer líder de la carrera.

La segunda etapa presenta más territorio escarpado en los 168,9 kilómetros que empiezan y terminan en Fayence. El final puede ser interesante con una subida de 1.200 metros con un desnivel del 9,8 por ciento.