DOPAJE

La AEPSAD alerta sobre un posible incumplimiento de España por el caso Ibai Salas

Un pronunciamiento en contra de la Audiencia Nacional podría dejar al país con la posibilidad de recibir sanciones como su exclusión de los Juegos Olímpicos.

La AEPSAD alerta sobre un posible incumplimiento de España por el caso Ibai Salas
DIARIO AS DIARIO AS

La lucha antidopaje en España encara 2021 pendiente de la decisión de la Audiencia Nacional sobre el uso del pasaporte biológico como instrumento de prueba, ya que un pronunciamiento en contra podría dejar al país en situación de incumplimiento y con la posibilidad de recibir sanciones como su exclusión de los Juegos Olímpicos o no poder organizar competiciones.

"Si la sentencia del contencioso se hiciera firme porque no hubiera habido recurso de la Agencia Mundial (AMA) en la Audiencia Nacional estaríamos incumpliendo el Código Mundial que nos obliga a respetar el pasaporte. Sería un incumplimiento crítico, pero la AMA, de momento, nos ha salvado de su propio castigo porque piensa que no nos lo merecemos".

Así resume, en declaraciones a EFE, el director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD), José Luis Terreros, la situación generada por el fallo del juzgado de lo Contencioso administrativo número 7 de Madrid del pasado octubre, que determinó que el pasaporte biológico no es un instrumento de prueba en el derecho administrativo español, cuando resolvió el caso del exciclista Ibai Salas, sancionado cuatro años por este método.

¿En qué situación está España después de la sentencia a favor de Ibai Salas?

Nosotros le suspendimos por anomalías en su pasaporte biológico. Estaban tasadas en una probabilidad superior al 99,99% con los marcadores -la paternidad en España se adjudica con menos evidencia, un 99,78%-. Él recurrió al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) que anuló la sanción y la Agencia Mundial fue al TAS, que le sancionó, y al contencioso administrativo, que dijo que el pasaporte biológico no es un instrumento de prueba en el derecho administrativo español.

¿Qué es lo que dice la ley al respecto?

Hay un artículo de nuestra ley de 2013 que dice explícitamente que se pueden utilizar todos los medios de prueba, incluyendo el pasaporte, sometido a la sana crítica. La prueba de que eso estaba correcto es que aparece en la reforma de la ley de 2017 y la AMA dio su visto bueno a esa redacción, como lo ha dado a la de ahora. El juez lo que está haciendo es cargarse el cumplimiento de nuestra ley con el Código Mundial, con lo cual no es que se caiga el pasaporte de Ibai Salas sino el uso del pasaporte en España.

¿En qué situación deja esto al deporte español?

Si no hubiera habido recurso de la AMA estaríamos incumpliendo el Código Mundial, que nos obliga a respetar el pasaporte. Sería un incumplimiento crítico, del más alto nivel, que puede tener consecuencias, según lo que diga el Comité Ejecutivo de la AMA, desde una multa a una amonestación, a no participar en Juegos Olímpicos o no poder organizar campeonatos. La AMA de momento nos ha salvado de su propio castigo porque piensa que no nos lo merecemos, porque la labor que estamos haciendo con ellos es fiable y ha sido muy favorable que estemos tramitando la nueva ley.

¿Cómo va la tramitación de la ley?

La AMA este fin de semana nos ha dado el visto bueno al texto final. Han visto que la hemos desarrollado en plazo, en situación de pandemia y solo vigilarán la implementación del texto. No va a entrar en vigor el 1 de enero porque tiene que ir al parlamento pero con su tramitación urgente se acortan los plazos a la mitad. Pienso que puede estar aprobada en el primer trimestre del año.

¿Qué cambios va a introducir la ley?

Una cosa importante es que introducimos adversos por el pasaporte biológico al mismo nivel que adversos que salen de laboratorio. Nuestro próximo trabajo es la creación de un real decreto de estructura de la agencia con los cambios y ya tenemos borrador. El centro de medicina en el deporte ya no va a estar en la agencia. Pasa al CSD porque salud y dopaje no tienen buena mezcla.Las resoluciones se harán por un comité formado por profesionales del derecho, el deporte, la ciencia y la medicina. La agencia incoará el expediente pero ese comité es soberano para decidir.

¿Qué previsión de controles tiene la agencia de aquí a Tokio?

Lo que no gastamos el año pasado se reintegró y lo utilizaremos en hacer más controles. No es solo a los que van a Tokio sino a los que pueden ir. Tenemos el grupo registrado de control, que son los deportistas que se comprometen a estar una hora cada día en un sitio para poder ir a hacerles controles, que son más de 200 pero este año incluso pueden llegar a 600. Luego se monta una 'task force' para la colaboración de las agencias nacionales entre sí y de las agencias con las federaciones internacionales, de forma que nos ayuden con deportistas que están en España que no sean nuestros. Creo que este año haremos unos 7.000 controles, de los que a lo mejor unos 2.000 son vinculados a Juegos si todo va bien. Este año hemos hecho muchos menos. Si el año pasado hicimos casi 5.000 éste han sido 3.000. En este momento se están haciendo controles normalmente y controles de covid.