VUELTA A ESPAÑA | ETAPA 11

Gaudu: "Estoy muy feliz, esperé a que Soler se desinflara"

El francés del Groupama consiguió su primera victoria en una grande tras superar a Marc Soler en los metros finales de la subida a La Farrapona.

David Gaudu celebró emocionado su victoria en La Farrapona por varios motivos. Primero porque era la primera victoria en una grande para este joven escalador francés de 24 años al que ya se le colgó el cartel de futura estrella cuando ganó el Tour del Porvenir en 2016 (un año después que Soler, compañero de fuga). Por otro, porque su novia le pidió antes de La Vuelta que lo ganara y lo dedicara. “Me dijo que le mandara un corazón y yo pensé en ella, se lo dediqué con el gesto del corazoncito en la meta”, reveló con gracia el ciclista del Groupama.

Su triunfo fue una liberación para la formación francesa, que perdió en los primeros días a su líder, un aún renqueante Pinot. “El equipo siguió unido, apoyándome”, dijo el francés en la meta de La Farrapona, “un escenario inmejorable para estrenarse en una carrera de tres semanas”. El de Bretaña tenía la etapa marcada en rojo, y ya en el bus acordó con el resto del equipo que se debían meter en la escapada: “Pero de conseguirlo, a hacerlo como lo hemos logrado, hay un trecho”.

Sobre todo porque se batió con un ciclista de la talla de Marc Soler, dos corredores que todavía son jóvenes a pesar de que los de la generación posterior (Pogacar, Bernal, Evenepoel…) parecen haberlos adelantado. “Marc es un gran corredor y yo intenté hacer mi trabajo. Esperé a que se desinflara y pude ganarle. Para mí supone subir un escalón. ¿Si pertenecemos a una generación perdida? No lo creo, la mejor muestra es lo que los dos hemos demostrado en La Farrapona”.