CICLISMO

Lefevere: "Mi pesadilla es que las carreras conduzcan a contagios"

El director del Deceuninck-QuickStep advierte de que al ciclismo le puede ocurrir lo mismo que al tenis si no se extreman las precauciones.

Lefevere: "Mi pesadilla es que las carreras conduzcan a contagios"
Getty Sport

El esperpéntico Adria Tour orquestado por Novak Djokovic, organizado sin ningún tipo de medidas de seguridad para prevenir los contagios de COVID-19, supone una seria advertencia de los pasos que no debe seguir el ciclismo para un retorno seguro. No obstante, a pesar de que se extremen las medidas de higiene y protocolos de seguridad, voces autorizadas del pelotón temen que la vuelta a la competición provoque una oleada de nuevos positivos entre equipos y corredores.

Es el caso de Patrick Lefevere, gerente del equipo Deceuninck-QuickStep, que valoró dicha posibilidad en su columna semanal del diario Het Nieuwsblad. "Mi peor pesadilla es que las carreras de julio, como en el tenis, conduzcan a infecciones. Todavía quiero creer que Novak Djokovic ha organizado sus torneos con buenas intenciones, pero sin precaución iba a terminar mal. Que sea una lección para todas las carreras de ciclismo que comenzarán nuevamente en julio. Ellos (los grupos de COVID-19) ahora se están disparando como hongos, pero espero que se preste suficiente atención a la prevención", relató el dirigente de la escuadra belga.

Atención al detalle

Lefevere se muestra especialmente minucioso con sus corredores, para que presten atención al más mínimo detalle y evitar así malas noticias. Es por ello que durante la reciente concentración que mantuvo la escuadra en tierras belgas, el mandamás del equipo hizo hincapié en que los más jóvenes fueran precavidos.

"Nuestros ciclistas también son jóvenes que no se han visto por mucho tiempo, pero por la noche después de la cena todos fueron directamente a sus habitaciones. Lo he dicho antes: en las carreras, la atención a la higiene y el riesgo de contaminación es una especie de segunda naturaleza. Al ir a un campamento colectivo, todo el equipo puede permanecer en la misma burbuja. Eso me parece ser el enfoque más seguro y ciertamente el más transparente. Nosotros preferimos mantener a todos juntos por el momento. También realizaremos pruebas regularmente en las próximas semanas", confesó Lefevere.

Poco queda ya para que la temporada eche a rodar con las pruebas World Tour, con la Strade Bianche como pistoletazo de salida (1 de agosto). Siendo una carrera de referencia para una plantilla donde predominan los clasicómanos, el conjunto belga llevará a cabo una última concentración en altitud en los Dolomitas italianos (Passo San Pellegrino) del 6 al 23 de julio. La cuenta atrás ha comenzado...