CICLISMO

Landis, a Armstrong que le llama "pedazo de mierda": "Espero que encuentres algo de paz"

El exciclista estadounidense respondió a las palabras de Armstrong en el documental de la ESPN sobre su vida, donde califica a Landis como "pedazo de mierda".

Lance Armstrong y Floyd Landis ruedan juntos durante una etapa del Tour de Francia 2004.
JOEL SAGET AFP

El estreno del documental sobre Lance Armstrong en ESPN este domingo ha resucitado los viejos fantasmas y escándalos del equipo US Postal. En el avance del primer episodio de este serial Armstrong ya cargó con dureza contra uno de sus excompañeros en el equipo, Floyd Landis.

Landis acusó de dopaje a Armstrong y al equipo US Postal tras desvelar una serie de correos electrónicos en julio de 2010. Un hecho que el texano no le ha perdonado tal y como manifestó con esta frase en uno de los avances del documental. "Podría ser peor. Podría ser Floyd Landis y levantarme como un pedazo de mierda cada día".

La respuesta de Landis, al que le quitaron el título del Tour de Francia 2006 por dopaje no se ha hecho esperar. El exciclista reconoce que, de no ser por él, no habría aparecido el secreto de la trama de dopaje, y espera que Armstrong encuentre la paz. "Tengo algo de empatía con él porque también pase sufrí una humillación en público y duele. Quieres culpar a alguien y a veces es más fácil encontrar a la cosa o persona más obvia y culparle. Puede culparme, su caso podría haber sido un secreto de no ser por mí. No puedo hacer más. Tenía que limpiar mi imagen. Obviamente no estará feliz con eso. Espero que encuentre algo de paz en su vida. No le tengo ninguna animadversión", confesó en declaraciones a ESPN.

Landis también reveló cómo fue el proceso que llevó a cabo para desenmascarar a Armstrong. "No estaba seguro de si alguien me creería y si peleas contra tipos como Lance, tienes que ir con todo. Pensé que necesitaba gente con más fuerza a mi lado y sabía que el Gobierno Federal sería propenso a investigarlo". SIn embargo, admitió que la presentación de esta denuncia también le dejó secuelas. "Fue una experiencia muy traumática, fue un nivel de humillación pública muy duro para mí".