GAES PILGRIM RACE

Perico alimenta 'El reto de Eva' en la Pilgrim Race

El campeón del Tour acompañó a Eva Giménez en una etapa. Juntos, luchan por encontrar fondos contra la enfermedad de Dent, que afecta al hijo de ella.

Perico alimenta 'El reto de Eva' en la Pilgrim Race

“El hombre se conoce en la adversidad”. La cita de Elías Canetti asoma en la meseta castellana, en un inesperado grafiti a la entrada de Coca (Segovia), a casi 40 grados y después de innumerables y pestosos bancos de arena por los pinares. Sorprende a los 150 ciclistas que realizan la GAES Pilgrim Race, la carrera de mountain bike que une en seis etapas Madrid y Santiago. La cita se la puede aplicar perfectamente una mujer que pedalea al lado de Perico Delgado, Eva Giménez. Reto tras reto para encontrar fondos que ayuden a la investigación de la enfermedad de Dent que sufre Nacho, su niño de nueve años.

Después, junto al ganador del Tour, presentó en Olmedo el documental ‘Más Allá del Reto de Eva’. La segunda parte de su historia. A los cinco meses de embarazo, le dijeron que detuviera la gestación. No lo hizo. Y llegó el diagnóstico: Enfermedad de Dent. “Es una mutación en el cromosoma X que afecta a la función de los riñones. Pierde por la orina todo lo que necesita y ahora mismo no hay cura para esta enfermedad. Nacho toma 34 pastillas al día y tiene una osteoporosis de una persona de 90 años”, cuenta Eva. Sólo hay 14 personas en España con esa dolencia.

“Ellos sufren la injusticia que viven muchas familias por tener una enfermedad rara que no interesa a las farmacéuticas. Y Eva se ha centrado en el mundo del ciclismo para buscarse la vida”, explica Perico.

“Como los médicos me vieron peleona, me animaron a conseguir dinero para la investigación y fundé la Asociación ASDENT”, recuerda. Eva conoció al actor Santi Millán, que venía de la Titan Desert, y ella se animó a hacerla. Como a recorrer el desierto de Atacama en Chile o a subir el Monte Fuji (Japón) con Perico. Y, eso, sufriendo ella una esclerosis múltiple que obliga a sus compañeros a remontarla a veces con gomas. Todo por dar visibilidad al problema.

Y la cosa resultó. Y las donaciones comenzaron a llegar. “Desde el año 2014 hay tres proyectos abiertos de investigación, y también una carga de 1,8 millones de euros sobre mis espaldas, que es lo que cuesta llegar al ensayo clínico. Ya hemos conseguido 500.000 euros. Ya financiamos a cinco doctores. Cuesta mucho, pero cuesta mucho más acostarse sin saber qué le puede pasar a tu hijo. Cuando tengo un bajón, pienso en eso. Y Nacho, cuando me ve que no me entreno, me anima”, refiere con una sonrisa. Un torrente que no se detiene ante nada.

‘Más allá del reto de Eva’ se está viendo ya en más de 30 países en Asia, además de en España, donde ha recibido el premio del Festival de Cullera y otras cuatro nominaciones en otros festivales. Eva, la madre que lio a Perico y Santi Millán en su cruzada. Y que no se cansa de dar pedales.