CICLISMO | MUNDIALES DE INNSBRUCK

Valverde acabó en la piscina en la fiesta de la Selección

Sus compañeros en la selección tiraron al agua al murciano para celebrar el maillot arcoíris de campeón del mundo. El equipo español pidió la continuidad de Javier Mínguez.

0
Varios miembros del staff y del equipo de la selección española de Ciclismo llevan a hombros a Alejandro Valverde para tirarle a la piscina tras proclamarse campeón del mundo.
Photo Gómez Sport / RFEC

Muchas bromas y gran ambiente durante la fiesta de la Selección en su hotel de Hopfgarten, localidad del Tirol austriaco que quedará para el recuerdo del ciclismo español. Los ciclistas no dudaron en lanzarse a la piscina junto a otros miembros del equipo y el seleccionador Javier Mínguez, uno de los protagonistas. Los propios corredores le pidieron al presidente, José Luis López Cerrón, que el director vallisoletano se quede en su cargo.

Mínguez sale muy reforzado de un Mundial donde su papel ha sido clave. Criticado en muchas ocasiones, ha demostrado que es la persona idónea para gestionar a este grupo de ciclistas y así lo mostró imponiendo una concentración en Sierra Nevada que todos los miembros del equipo han acabado reconociendo que ha sido clave: “Ahí se formó la piña que luego se vio en carrera”.

Pero el gran protagonista fue Alejandro Valverde, el campeón del mundo, que fue objetivo de todos los elogios. Tuvo que atender a medios y compromisos, pero eso no le libró de ser cogido por sus compañeros y ser lanzado a la piscina.