GIRO DE ITALIA | 20ª ETAPA | NIBALI

Nibali: "Me la jugué sin ningún miedo a la derrota"

El italiano de Astana, virtual ganador del Giro 2016: "Pensamos en hacer daño con la altitud, aprovecharme de que respiraba mejor y recuperaba mejor".

Nibali: "Me la jugué sin ningún miedo a la derrota"
LUK BENIES

-Selló su segundo título en el Giro con un valiente ataque.
-Fue una jornada fantástica, y debo darle las gracias al gran equipo que por suerte me rodea. Completaron una magnífica labor. Kangert me ayudó muchísimo en La Lombarda antes de la última ascensión, también Fuglsang y Scarponi, al que le dije que incrementara el ritmo y me lanzó perfectamente. Se trata de un triunfo de todos y cada uno de los integrantes del Astana, del primer ciclista al último auxiliar.

-¿Cómo planificaron la estrategia?
-Pensábamos en hacer daño con la altitud, aprovecharme de que respiraba mejor y recuperaba mejor que el resto de mis rivales. Estaba muy seguro de mí mismo, no tenía miedo de perder y, por supuesto, no tuve miedo de ganar.

-¿Qué significa para usted lucir la maglia rosa?
-Todo, un sentimiento único de alcanzar las metas fijadas en la carrera de mi país, frente a los tifosi que me respaldan en las cunetas para que no me rinda y me dan alas en cada pedalada. Considero ya este Giro como una de mis victorias más bellas y peleadas después de atravesar momentos en los que no me explicaba el bajón de mi rendimiento.

-¿De qué manera afrontó esas dudas?
-Con la cabeza fría, siempre creí en que mis piernas iban a responder. La forma estaba ahí, los análisis a los que nos sometimos confirmaron que no padecía ninguna enfermedad. Pasé malos ratos cuando los periodistas me preguntabais por mis pobres prestaciones. Mi orgullo cayó al suelo y parecía que queríais trocearlo más. Tiré de rabia y fuerza, y los resultados han llegado.
(Según se desprendió del entorno del Astana, Eddy de Smedt, especialista belga en acupuntura al que Nibali recurrió en el Tour de 2014, visitó al Tiburón para superar su crisis).