GIRO DE ITALIA | 18ª ETAPA

Trentin conquista la etapa más larga en vísperas de los Alpes

El italiano del Ettix cazó en el último kilómetro a Moser y Brambilla, los tres procedentes de una fuga de 24 corredores. Valverde y Nibali asomaron al final.

Trentin conquista la etapa más larga en vísperas de los Alpes
AFP

Giro de Italia: Etapa 19 en directo

En vísperas de los Alpes, el pelotón prácticamente se fumó la etapa entre Muggio y Pinerolo, la de mayor extensión de las tres grandes de 2016: 240 km. Ni la dificultad de Pramartino, 4,7 km al 10,5%, con rampas del 20% a 20 km de la meta, ni la cuesta de adoquines de San Maurizio supuso un aliciente: sólo Alejandro Valverde aceleró con timidez en el grupo de los favoritos y esprintó por si picaba algún segundo. Sin fortuna. No hubo cambios en la clasificación antes de Risoul y Sant'Anna di Vinadio, las últimas oportunidades para intentar movimientos.

Una numerosa escapada de 24 hombres dispuso de más de 15 minutos de renta. El Lotto Jumbo de Steven Kruijswijk consintió y controló. Y cuando todo parecía indicar que Moreno Moser y Gianluca Brambilla se jugarían el triunfo, por detrás llegó Matteo Trentin, compañero de Brambilla, como una exhalación. "Quizá me avisó el director por la radio, pero no escuché", confesó a regañadientes Moser, apesadumbrado por su derrota. Trentin consiguió su primera victoria en el Giro, tercera en una grande tras sus dos éxitos en el Tour: "Nos aprovechamos de la ventaja numérica, qué locura que les pillara en el momento preciso".

La presencia de Oleg Tinkov en la salida azuzó a sus corredores. Tres se metieron en la fuga del día: Pavel Brutt, Jay McCarthy e Ivan Rovny. El patrón del Tinkoff, que dejará el ciclismo al final de la temporada, se presentó con una muleta a rastras. "Me caí en el Mortirolo", se jactó. Si la presencia del multimillonario ruso ya impone de serie, imaginamos a sus hombres dispuestos a complacerle con un objeto contundente a mano. Sin embargo, ninguno de los tres estuvo en la fase decisiva y Rovny se empotró en una curva camino de Pinerolo.

Como curiosidad, el Atlético Peñarol, mejor equipo de fútbol sudamericano del Siglo XX, debe su nombre a esta localidad del Piamonte. Por adaptación o deformación del castellano, del barrio Peñarol de Montevideo, fundado por inmigrantes italianos, nació el club. Trentin, un fervoroso amante del calcio, socio y colaborador de la escuadra de su región, la US Telve del Alto Adigio, celebró la coincidencia: "Será una anécdota para contar, aunque cualquier sitio habría servido para inaugurar mi palmarés en la prueba de mi país".