CLÁSICA AMOREBIETA

Alejandro Valverde y Movistar son favoritos en Amorebieta

Valverde lidera a un potente Movistar, el único equipo World Tour participante, que intentará repetir el éxito del año pasado de José Herrada.

Alejandro Valverde y Movistar son favoritos en Amorebieta

Alejandro Valverde y el Movistar se perfilan este domingo como los principales favoritos al triunfo en la 62 Clásica Primavera de Amorebieta, carrera que pone el broche, tras la Vuelta al País Vasco, a una semana de ciclismo por las carreteras de Euskadi.

Valverde lidera un potente Movistar, el único equipo World Tour participante, que intentará repetir el éxito del año pasado de José Herrada con su hermano Jesús, los hermanos Izagirre, Ion y Gorka, y los colombianos Carlos Alberto Betancur y Winner Anacona entre los escuderos del murciano.

El único rival de enjundia para el equipo que estará dirigido por José Luis Jaimerena es el Caja Rural, que tratará de aprovechar el buen momento de Pello Bilbao, este sábado décimo en la crono de Eibar en la que ha arrasado Alberto Contador. Carlos Barbero, Javier Aramendia y Sergio Pardilla aparecen también en el listado ya definitivo y oficial del Caja Rural dentro de un lista de 14 escuadras participantes.

También se espera en la línea de salida al Burgos BH (Jorge Cubero, Jesús del Pino), Euskadi-Murias (Garikoitz Bravo, Beñat Txoperena), Manzana Postobón (Bernardo Suaza), W52-FC Porto (Gustavo César Veloso), Sporting Tavira (David de la Fuente), One Cycling (Thomas Baylis), Inteja MMR (Diego Milán), Lokosphinx (Sergei Shilov), Louletano (Vicente García de Mateos), Massi (Rubén Caseny), Dare Gobik (Carlos Lorente) y Radio Popular Boavista (Víctor Etxebarria).

Todos ellos deberán afrontar el tradicional recorrido de 171,5 km, con las tres subidas al Alto de Montecalvo-Muniketa, de segunda categoría. Por obras, sigue sin poder subirse el de Alto de Autzagane, de tercera, tras cuyo último paso los corredores enfilaban hacia la meta. Así, ahora, es el último ascenso a Montecalvo, con la cima a 14,2 km de la llegada, la clave de la dominical y matinal carrera vizcaína.