Giro de Italia

Lobato: “Con aprovechar una ocasión ya estaría satisfecho”

El velocista espera pescar en unos “sprints abiertos”. “Me mediré con buenos velocistas, aunque no vengan todas las figuras. Deberé buscarme la vida", añade.

Génova
0
Lobato: “Con aprovechar una ocasión ya estaría satisfecho”
Dani Sánchez

Juanjo Lobato (Trebujena, 26 años) afronta este Giro con la mentalidad de llevarse “una victoria”: “Con aprovechar una sola ocasión me vale. Buscaré sacar ventaja de que en la carrera no habrá un tren dominante, como puede ser el del Etixx para Cavendish. Greipel no trae a dos de sus piezas más importantes, Sieberg y Roelandts, así que los sprints estarán más abiertos para los demás. Ahí intentaré pescar”. En Génova entró cortado, a 4:43 de Elia Viviani, un ciclista como él, que pertenece a una estructura (el Sky de Porte) enfocada a optar al podio de Milán.

El andaluz del Movistar asume que deberá luchar por su cuenta frente al italiano, Greipel, Matthews, Mezgec, Nizzolo, Boonen o Haussler: “Me mediré con buenos velocistas, aunque no vengan todas las figuras. Deberé buscarme la vida, como me ha tocado hasta ahora, ya que el equipo aspira a lograr una buena general y contamos con buenos corredores para la montaña”. Esta temporada, Lobato se estrenó en el World Tour con una etapa en el Down Under, para después sumar otras dos en Andalucía: “Me haría muchísima ilusión conseguir mi primer triunfo en una grande”.

Hoy dispondrá de otra oportunidad en Sestri Levante, si supera los 2.300 metros de desnivel en apenas 136 kilómetros: “Aunque se me den bien las llegadas que pican para arriba, trabajo fuerte para pelear en las llanas y pasar la montaña en condiciones”. ¿Y cómo se encuentra físicamente? “Fenomenal. He permanecido un mes parado, pero me concentré en Sierra Nevada y me preparé a conciencia. Quizá me cueste un par de días coger el punto. No obstante, procuraré meterme en los fregados”. Su libro de ruta tiene una etapa señalada: “La del domingo, con final en subida en San Giorgio”.

Lo que no le apetece es hablar de la San Remo, ciudad que acogió la contrarreloj por equipos, tan próxima en 2014, cuando acabó cuarto, y tan lejana la reciente edición de marzo, en la que naufragó: “Mejor lo dejamos para 2016. El año que viene ofrecerá otra ocasión. De momento, me siento en forma para ir a por una victoria en el Giro. Ojalá lo logre”.