BeTech: noticias de tecnología

REDES SOCIALES

Consejos para chatear con desconocidos en la Red de forma segura

Consejos para chatear con desconocidos en la Red de forma segura

¿Te sigue en todas partes de repente? ¿Pregunta demasiado? Cuidado con las nuevas amistades.

La globalización, Internet y las redes sociales han sido las causantes del último y más reciente fenómeno sociológico de la Humanidad. Ahora son millones las personas que prefieren conocer gente a través de una pantalla, ya sea de móvil o de PC. Pero ello conlleva un riesgo añadido, ya que no sabemos si quien está al otro lado nos está mintiendo o no. La verdad es que a no ser que seamos Lisbeth Salander y podamos hackear el dispositivo de nuestro compañero de chat, nunca sabremos exactamente cómo es de verdad, pero sí que podemos seguir una serie de medidas e indicaciones para protegernos nosotros mismos.

Controla los datos de tu Perfil

Hay redes sociales que se conforman con lo básico. Instagram, por ejemplo, sólo pide tu nombre, nombre de usuario, contraseña y una dirección de correo válida que además permanece oculta. Y ya está, el resto de datos -género, biografía, número de teléfono, lugar de residencia- ni son necesarios ni deberíamos ponerlos. ¿Por qué? Porque habrá literalmente millones de extraños que no conocemos con acceso a esos esos datos. Cuidado con las apps sociales que piden nuestra localización o número de teléfono, y plantéate si de verdad merece la pena el servicio que te van a dar a cambio de datos privados.

No descuides tus cuentas

Si entras en Facebook a diario pero subes una foto a Instagram cada tres semanas, es fácil que sepas lo que sucede en una red y estés fuera de contacto con la otra. Mantén un ojo en la red o cuenta y compruébala de vez en cuando aunque no quieras interactuar. Y mantente alerta para reconocer indicios de fraude como por ejemplo recibir una petición de amistad / contacto / seguimiento de alguien a quien ya sigues o eres amigo, un claro indicio de que algo pasa y que la cuenta que te ha enviado el mensaje o es efectivamente la de tu amigo y ha sido pirateada, o es una cuenta falsa que está usando los datos de la de tu amigo.

Mantente alerta

Hacer nuevos amigos puede ser una experiencia estupenda, ya que podemos descubrir a nuestra pareja o a un amigo de esos de para toda la vida cuando menos lo esperamos. Pero en las redes sociales hay que tener ojo avizor siempre. Y no es que nos pasemos de precavidos o paranoicos, es que es mejor prevenir que luego tener que bloquear o denunciar. Si acabas de conocer a alguien que te cae bien, o llevas poco tiempo hablando con una persona, estate alerta ante estas situaciones:

Preguntas personales

Hay gente que es muy precavida con su vida privada, y otras que son más abiertas y sinceras, pero aunque seamos de ese segundo tipo, si alguien con quien hemos empezado a chatear se interesa demasiado por nosotros mismos y hace preguntas muy personales en los primeros días, tened cuidado con lo que respondéis y si tenéis un mal pálpito, responded cosas generales o directamente parad la conversación a ver cómo reacciona. Y si hace falta que no os tiemble el pulso con el Ban Hammer, o sea, bloqueo.

Datos personales

Por muy deprisa que hayamos conectado con alguien, ¿a quién le interesa saber nuestro número de teléfono o dónde vivimos en las primeras conversaciones? Nuestro domicilio es el templo zen donde nos sentimos seguros. Y el móvil el objeto que más miramos, usamos y manejamos a diario, así que no se lo deis a cualquiera.

Follower compulsivo

Si uno tiene varias redes sociales y conecta con una persona a través de la Red, no es extraño que se sigan mutuamente por todas. Pero si apenas hemos cruzado dos-tres mensajes de Twitter o un comentario por Instagram, no es usual que esa persona empiece a seguirnos al instante en Facebook, Snapchat, Pinterest, Tumblr, PSN, Xbox Live, etc. ¿A qué viene querer ser nuestro amigo/a de forma tan rápida y compulsiva, sobre todo si no somos un ‘influencer’ de esos con miles de seguidores?

Palabras contradictorias

Si habéis visto alguno de esos realities de investigaciones criminales, sabréis que alguien que dice una cosa y al rato dice otra distinta es un mentiroso. Si se contradice a sí mismo y al empezar a hablar es fan del Real Madrid porque le hemos dicho que a nosotros nos gusta y media hora después, en plena efervescencia del chat, suelta que odia el fútbol, entonces ya lo sabéis porque la cosa está clara: cuidado con él o ella porque miente.

Sabe cosas que no debería

La pista definitiva para no fiarnos de alguien es que de repente la persona sepa algo de nosotros que no le hemos dicho. Es posible que se haya enterado porque hemos puesto algo en las redes, pero si se supone que nos hemos conocido por sorpresa y no sabía nada de nosotros, ¿por qué de repente sí que sabe cosas? Puede que sea una simple coincidencia. O puede que estemos ante un ‘stalker’ o acosador en toda regla que lleva tiempo espiándonos en las redes.

¿Paranoia o Cautela?

Como reseñamos antes, ¿somos unos paranoicos por seguir estos pasos, o simplemente cautos? Está claro que no todo el mundo que conocemos online es así, y no a todos vamos a aplicarles estas medidas. Pero también es cierto que tras una pantalla cualquiera puede pretender ser lo que no es. Es muy fácil fingir, y aunque su foto de perfil coincida, quizás no sea quien dice ser. Simplemente tomaos estos consejos como una serie de pasos simples que os pueden evitar un disgusto mayor.

0 Comentarios

Mostrar