NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Eslovenia
93
Bosnia
97
Finalizado

Musa tumba el récord de Doncic

Bosnia se impone a Eslovenia en un partido titánico y Doncic deja de estar invicto en el Eurobasket. Musa, con 22 puntos, fue el mejor del partido.

Actualizado a
Bosnia se impone a Eslovenia en un partido titánico y Doncic deja de estar imbatido en el Eurobasket. Musa, con 22 puntos, fue el mejor del partido.
Bosnia se impone a Eslovenia en un partido titánico y Doncic deja de estar imbatido en el Eurobasket. Musa, con 22 puntos, fue el mejor del partido.

Después del Lituania-Alemania cualquier duelo del día pasaba a ser descafeinado, pero en la retaguardia esperaba Dzanan Musa para cubrirnos las espaldas y ser el protagonista de otra batalla que, sin llegar al nivel de la anterior (2 prórrogas y 216 puntos combinados), ha sido verdaderamente interesante. Por un lado, se enfrentaban dos de los jugadores a seguir del torneo: Luka Doncic y Dzanan Musa, dos hombre que prometían tener caminos paralelos pero que han triunfado, uno inmediatamente y el otro algo después, aunque de formas distintas. Por otro lado, dos selecciones que optan a medalla en el Grupo B, el de Colonia (Alemania), el de la muerte, el que todo rival puede ganar a cualquiera y cualquier combinado nacional perder sin remedio. Bien lo sabe Lituania, que con un 0-3 en sus tres primeros encuentros, tiene la situación más que complicada.

Bosnia, con 1-1 antes del choque, necesitaba más la victoria que Eslovenia, con 2-0. Y la urgencia se notó, pero también los nervios de acero para cerrar un partido que fue una constante batalla, en el que hubo alternativas constantes y que no se encarriló hasta la recta final. Ahí, los bosnios consiguieron sostener una ventaja que amarraron desde la línea de personal y los eslovenos cayeron a pesar de mostrar resistencia e intentarlo hasta los últimos instantes con pundonor, pero sin suerte. Quedan ambos equipos, por lo tanto, con 2-1 persiguiendo a la inalcanzable Alemania, único equipo imbatido del grupo: 3-0 y clasificación para octavos virtualmente asegurada.

Musa destacó por encima de Doncic: se fue a 22 puntos, con 5 rebotes y 5 asistencias, aprovechó los espacios libres en la primera parte y las dobles defensas en la segunda: de 16 tantos y 1 pase a canasta en los dos primeros cuartos, a 9 y 4 en los dos últimos. Inteligencia, acierto en los tiros liberados y un gran apoyo de dos jugadores clave: Jusuf Nurkic y John Roberson. El primero, jugador de los Blazers, ejerció de elemento tranquilizador para los suyos y, a pesar de perder 6 balones, se fue a 12 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias. El segundo, ex del Estudiantes, consiguió 23 puntos con un espectacular 7 de 13 en triples. Cañonazo a cañonazo, el base descerrajó un triple tras otro para participar en la increíble serie de lanzamiento exterior de los suyos: 15 de 30 de tres por 10 de 31 de sus rivales, una estadística muy estropeada por Luka Doncic, que se quedó en 0 de 8 desde ahí.

La estrella eslovena, que se quejó de molestias constantes en su vendada muñeca derecha, no tuvo su mejor actuación: 16 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias... pero negado desde fuera y algo inseguro con el balón en las manos (5 pérdidas). En tres partidos en el Eurobasket le hemos visto muy lejos de su nivel en la NBA o en los Juegos Olímpicos: combina una serie de 4 de 24 en triples y 14 pérdidas totales, un bagaje muy alejado de lo que se esperaba inicialmente de una estrella de su calibre. Con protestas continuas a los árbitros, Doncic tuvo detalles de su consabida calidad, pero en este torneo está más cerca de ser un jugador errático que aquel que metió el triple desde el logo. De momento, claro. De su mejoría depende el futuro de Eslovenia en el torneo.

Con Doncic irregular, emergió Goran Dragic: 20 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias que ayudaron a Eslovenia a estar siempre en el partido o por delante en el luminoso. Mike Tobey fue un revulsivo durante la primera mitad (11 tantos) y Klemen Prepelic emergió poco después (12), pero la falta de acierto en los minutos finales fue una losa demasiado grande para un equipo que, igual que Bosnia, tendrá que pelear para conseguir el mejor cruce posible. De momento, 2-1 para Eslovenia y 2-1 para Bosnia. Y Doncic, derrotado por Musa, pierde por primera vez en un Eurobasket: hasta ahora, 11-0; los 9 partidos de la conquista de 2017 y los 2 primeros del presente torneo. Ya es un 11-1. Doncic es humano. Comprometido con la gloria, es normal que se nos hubiera olvidado.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?