NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACB | FINAL 2022 | MADRID 81 - BARCELONA 74

Mateo: “Ha sido un marronazo, este es el equipo de Laso”

El entrenador principal en esta final compareció junto con Laso, que dijo que lo de su equipo es “para quitarse el sombrero”, y luego le dejó a él.

Actualizado a
Chus Mateo (Real Madrid).
PEPE ANDRESDiarioAS

En la rueda de prensa de los campeones, y después de que saliera el MVP, Edy Tavares, aparecieron conjuntamente Pablo Laso y Chus Mateo. Laso, muy feliz y muy orgulloso de su Madrid, dijo unas palabras antes de marcharse: “Quería felicitar a mi equipo, no por el título, sino por la trayectoria, por la temporada, por jugar las cuatro finales de las cuatro competiciones. Eso habla muy bien del grupo, es para quitarse el sombrero con los jugadores, con el cuerpo técnico, con toda la gente que trabaja con nosotros. Por ejemplo, sin Juan Trapero, el preparador físico, no seríamos nada. Han sido unos días complicados, estoy muy bien, aunque me ha costado levantar la copa, porque pesa mucho, eh. Gracias a todos, os dejo con Chus”.

Y Laso cedió el testigo a su ayudante, a su amigo.

¿Qué valoración hace de esta victoria en el cuarto partido? Hemos jugado con la misma intensidad, aunque era muy difícil abstraerse de que si ganábamos éramos los campeones de la Liga. Una temporada durísima, con muchas cosas difíciles de superar, cosas a nivel personal, hemos perdido a gente de nuestra familia, las lesiones de Alocén y Randolph, tipos extraordinarios, y el shock de última hora con el infarto de Pablo. Hicimos un esfuerzo por levantarnos muchas veces, hemos sido constantes, perseverantes, tanto que podía haberse asemejado a la temporada perfecta de 2015. Estamos orgullosos de cómo nos hemos levantado durante la campaña, hemos jugado fatal durante el año, pero hemos seguido trabajando porque sabíamos que habría recompensa, la buscamos y la encontramos. Valores del deporte, sacamos un título muy complicado ante un superequipo, muy deportivo y con jugadores de un nivel técnico extraordinario. Somos un conjunto con mayúsculas, hemos estados juntos, Paco Redondo y Lolo Calín han estado conmigo cuando me ha tocado este marronazo y hemos sido capaces de sacar un momento complicado para que el Madrid vuelva a levantar un título más del equipo de Laso, porque este es su equipo. Juan Trapero ha logrado que la plantilla llegara a un nivel extraordinario, pero los jugadores lo han dado todo.

¿Cuál ha sido la clave? La unión. Todos han antepuesto los intereses del equipo a los personales. Todo el mundo sabía qué hacer para que los engranajes funcionen. Estoy contentísimo.

Ahora le lloverán las ofertas para ser primer técnico. Si viene una muy golosa… No (se ríe), es broma. Estoy donde quiero estar, en mi Real Madrid, al lado de uno de los mejores técnicos de Europa, si no es el mejor. Con 16 años me hice entrenador, no quería ser ayudante, quería ser entrenador, pero las circunstancias te colocan en un sitio. Quiero seguir muchos años aquí, si los que dirigen el club quieren.

¿Cree que la aportación de Hanga ha sido fundamental en el crecimiento del Madrid? Hanga tuvo que abandonar Barcelona, tras muchos años, y no fue fácil para él, pero Laso le dijo que había llegado tarde, que tenía que haber venido mucho antes porque es un lujo de jugador, que puede hacer de uno, de dos y de tres. Las circunstancias hicieron que jugara de base en el playoff y nos ha dado una lección de profesionalidad. Es un veterano, pero en los minutos que está siempre lo hace al máximo de intensidad y con pleno de acierto a la hora de leer el partido.

El Barça se mostró superior durante toda la temporada, al menos hasta mayo. El Barcelona es un superequipo, inalcanzable en la liga regular, pero nuestro carácter ganador siempre anda ahí y vamos a muerte a por las cosas. Nos golpeó la competición en la Copa, pero fuimos capaces de levantarnos para doblegar ahora a un equipo con jugadores que son unos fuera de serie: Calahtes, Mirotic, Laprovittola…

¿Cómo ha sido el proceso de recortar la desventaja con su rival hasta darle caza? Nos han barrido durante la temporada, pero poco a poco hemos ido puliendo un plan de partido que nos beneficiara. Les hemos quitado los lanzamientos a sus tiradores, hemos evitado que los pívots se abrieran ante Edy y lo sacaran de la pintura, hemos evolucionado y llegamos al primer partido del playoff con el cuchillo entre los dientes, ese primer duelo era fundamental, no desfallecimos con el 1-1 y nos levantamos. En el 2-1, con mucha fe y mucho corazón, tiramos muchas más veces tras recuperaciones y rebotes ofensivos. Y hoy era el día de saber que, si seguíamos juntos, íbamos a ganar.

¿Cómo vivió el problema cardiaco de Pablo Laso? Con el infarto de Pablo me preocupé muchísimo por su salud. Cuando llegan las primeras noticias, aunque fue él el que nos los comunica, no sabes las consecuencias, pero cuando ves que va a estar bien te alegras y das un paso al frente. Me tocó darlo cuando Pablo tuvo el COVID y no es algo que me sea nuevo, llevo 22 años en el baloncesto profesional, soy entrenador y ya estaba al lado de Scariolo en la Liga de Djordjevic. Es una gozada trabajar con Pablo. Cuando ha sonado la bocina he sentido un alivio de haber hecho bien el trabajo, he repartido besos por doquier, una alegría que refleja todo el esfuerzo y toda la tensión acumulada. No creo que haya dos o tres personas en el mundo más felices que yo.

Una Liga que es también de Chus Mateo… No, este es el equipo de Laso desde el principio de temporada, el equipo juega a lo que él quiere, y nosotros ayudamos y aportamos cosas, una Liga más para su saco (la sexta) y encantado de estar a su lado.

¿Soñó alguna vez con algo así? Cuando empezaba a entrenar en minibasket era del Real Madrid, pero nunca soñé con un momento así. Me gustaba más entrenar que jugar, porque era muy malo, y mis amigos me decían que iba a dirigir al Real Madrid, pero eran cosas de amigos. Hoy he sentido una emoción increíble, estaba mi mujer, mi hijo mayor, Miguel, difícil describir todo lo que he sentido... Enormemente feliz.

El Madrid nunca se rinde. En este pabellón ganamos al CSKA con seis jugadores, en el deporte no se pueden dar las cosas por hechas. Ahora este título tiene mucho mérito por los lesionados y porque el Barcelona es muy buen equipo y tenía la ventaja de campo. Esta es la grandeza del deporte y la del Real Madrid, donde sabemos luchar cuando se va por detrás.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?