LIGA ENDESA

Antonio Martín: "Con el descenso nosotros nunca ganamos"

El Presidente de la ACB repasó la actualidad de la Liga en el homenaje al Presidente de Honor de la misma, Eduardo Portela.

0
Antonio Martín: "Con el descenso nosotros nunca ganamos"
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Antonio Martín, Presidente de la ACB, atendió a los medios en el acto que la Asociación de Clubes de Baloncesto quiso rendir a Eduardo Portela, una de las personas más importantes en la historia del básquet español y en concreto de la propia Liga, de la que fue uno de sus fundadores y Presidente durante 21 años. Martín habló de la temporada liguera, de cómo se presenta la última jornada, con la lucha por el descenso más emocionante que nunca, el playoff por el título y, cómo no, la Final Four de la Euroliga donde se enfrentarán la próxima semana Barça y Real Madrid.

- ¿Qué supone la figura de Eduardo Portela para la ACB?

- Una figura capital por todos los años que ha estado, por todo lo que ha hecho y por cómo lo ha hecho. Era y es de justicia este homenaje porque que el mundo del baloncesto le reconozca su trayectoria para mí era básico. Es Presidente de Honor, yo convivo con él y no es lo que ha hecho, lo que hace a mí me arroja mucha luz en muchas cosas. Estar en el sillón que él ha ocupado tanto tiempo es casi un desafío, intentar hacer las cosas que ha hecho por la ACB. Las personas a veces tenemos poca memoria y a veces se nos olvida todo lo que ha hecho. Y yo no quiero que se olvide.

- Después del Covid, de tener las gradas vacías, ¿se ha superado lo más difícil?

- Yo represento a 18 equipos, esa es un poco la labor que hacemos la ejecutiva. Creo que sois conscientes que conocemos de primera mano lo que ha sido la pandemia y lo que ha afectado a cada club. El volver a ver público y el volver a sentir ese apoyo... Quizá el momento más bestia donde lo sentimos fue en Granada, en la Copa del Rey, pero se ha estado manteniendo ahora. Para nosotros no es que sea importante, es que el motivo de hacer todo lo que hacemos los clubes y la ACB es por los aficionados. Si no están los aficionados pues poco sentido tiene esto. El volver a verlos no es sólo un motivo de alegría, sino volver a la normalidad, a la naturalidad de todo esto.

- Se ha ganado la Champions y un equipo estará en la final de la Euroliga. ¿Éxito del baloncesto español?

- Lo que indica es que la competición deportivamente es brutal, tiene un nivel de exigencia brutal, la conformación de plantilla que hacen los 18 equipos es muy potente y cuando llegan a Europa ahí están los resultados. Al final es una liga muy fuerte, con una presencia muy potente y que se traduce, deportivamente al menos, en esa disputa final de las competiciones europeas. A veces nos olvidamos del esfuerzo que hacen muchos clubes por mantener tanto la parte de primer equipo como la parte de cantera, que no se ve. Hacen mucho esfuerzo equipos con presupuestos pequeños pero con canteras muy potentes que son las que al final nos dan resultados. No sólo en el baloncesto de invierno, como yo digo, sino también en el de verano. En eso sabéis que el Presidente de la FEB y yo comulgamos al 100%.

- Va a ser un partidazo el Barça-Real Madrid de la semana que viene.

- Es un partidazo, no cabe la menor duda. No sólo por lo que significa un Clásico en sí y por la disputa de un título que se están jugando, sino porque los dos equipos llegan en un momento en el que han tenido dudas, por decirlo de alguna forma. Son temporadas muy largas y pretende mucha gente que los equipos mantengan una línea estable durante todo el año y eso es muy difícil. Pero tengo la impresión al ver a los dos que llegan en momento de decir 'ahora vamos ya a morir', en el mejor sentido de la palabra, 'a competir a muerte'. Yo creo que va a ser un partido muy bonito.

- El sábado es la última jornada de Liga. ¿Cómo ve las cosas de cara al descenso?

- Esto no debería decirlo un Presidente, pero nosotros nunca ganamos. Sé que es muy bonito, que la competición está muy viva. El que haya una última jornada con todo por decidir en una situación tan dramática, el descenso, la pérdida de una plaza en la ACB, hace que la competición esté viva. Indica, un poco tanto por el número de victorias como por la cercanía de los de arriba con los de abajo, que la competición está cada vez más igualada. Pero a nivel personal a mí no me gusta nada porque lo paso muy mal. Y porque sé la ilusión que va en cada proyecto, lo que han apostado, y cualquier cosa que pase no me va a hacer ninguna gracia.

- ¿Cree que la semifinal de la Euroliga va a ser una final adelantada del playoff de la ACB?

- No sé, yo creo que hoy en día hacer cábalas de eso es más complicado. Incluso en la parte baja de la tabla estoy seguro que los que estamos aquí hace dos meses, si hubiéramos hecho una quiniela, yo seguro que hubiera fallado. En teoría hay mucho guion de que esos dos equipos sea la posible final, pero luego pasan cosas que ya nos han pasado. El ejemplo más bestia yo creo que fue en la fase final de Valencia, donde digamos que el Baskonia no estaba en su mejor momento. Se centraron en competir y ahí está. Para mí el estado anímico de competición de un equipo marca muchísimo y eso vamos a ver cómo se va sucediendo. Porque antes del playoff final hay unos playoffs de cuartos y semifinales que no van a resultar nada fáciles.