ACB | ESTUDIANTES-BURGOS

Una final para el Estudiantes

Si el equipo madrileño se impone esta tarde (20:30, MD) al Hereda San Pablo Burgos, estará salvado; si no tendrá que esperar que el Joventut le eche un cable el domingo.

0
Una final para el Estudiantes
Juan Pelegrin

Decía Jota Cuspinera, técnico del Movistar Estudiantes, horas antes del Real Madrid-Bilbao Basket, que estaba viviendo este final de temporada con muchos nervios porque la salvación no dependía de ellos. Pero sus vecinos les han hecho un favor (triunfo del Real Madrid ante el Bilbao Basket) y ahora la pelota está en el tejado de los colegiales. Si el equipo madrileño gana esta noche (20:30, Movistar Deportes) al Hereda San Pablo Burgos, alcanzaría las diez victorias y la parte baja de la clasificación quedaría completamente sentenciada: el Bilbao Basket acompañaría al Acunsa GBC a la LEB Oro ya que, en caso de empate, el conjunto madrileño le tiene ganado el average. Pero si el Burgos es el que se lleva la victoria esta noche, la afición colegial sufrirá durante 36 horas. El domingo a mediodía (12:30), el Joventut visita Miribilla y ahí se decidiría la salvación. Un triunfo de la Penya mantendría al Estu el próximo curso en la Liga Endesa; una victoria del Bilbao dejaría al equipo vasco en la élite.

Los últimos días en el club colegial han sido más bien moviditos. “La semana empezó normal, pero después llegó la locura por el primer positivo COVID”, cuenta Cuspinera. “Tuvimos que cancelarlo todo. Los que no lo habíamos pasado nos fuimos a casa y poco después descubrimos el segundo positivo. Hemos tenido que reajustarnos otra vez. Teníamos ya muchos condicionantes, por las lesiones y la fuga de Barea, pero a eso le añadimos ahora que dos de nuestros interiores no van a poder estar por COVID”.

Por lo tanto, el Estudiantes no afronta esta final en las mejores condiciones. Cuspinera sólo podría contar con siete jugadores del primer equipo sanos, más Edgar Vicedo que “quiere estar, aunque no lo hará en plenas condiciones”. Ante la adversidad no se rinde: “Este es un partido en el que nos vamos a agarrar a cualquier posibilidad de ganar. No la vamos a soltar hasta que oigamos el pitado final”.

El San Pablo, ya clasificado para el playoff, se juega la sexta plaza. Con un triunfo más (o la derrota del Joventut el domingo frente al Bilbao), el campeón de la Champions aseguraría esa posición y se enfrentaría al Lenovo Tenerife en cuartos, a priori, un rival más asequible que el que le tocaría si acaba séptimo (Barça). Más problemas para un Estu que quiere respirar tranquilo esta noche.