LIGA ENDESA | 35ª JORNADA

El Unicaja supera al Joventut en una trepidante prórroga

El equipo malagueño ganó al badalonés en una emocionante prórroga. Brizuela (30 puntos) y Dimitrijevic (27) las estrellas del partido, se retiraron lesionados.

Unicaja derrotó al Joventut en un partido tremendamente emocionante que se resolvió en la prórroga, Los de Carles Durán, en un sensacional cuarto parcial, remontaron 16 puntos de desventaja y tuvieron la victoria al alcance de sus manos. Pero Dimitrijevic, su mejor jugador, falló dos tiros libres ganadores. Brizuela, que anotó la canasta que llevó el encuentro al tiempo añadido, rompió a los badaloneses con ocho puntos seguidos hasta que cayó lesionados pocos minutos después de que lo hiciera Dimitrijevic. Unicaja mantiene sus opciones de meterse en el playoff y el Joventut, aplaza su clasificación.

Tras su catastrófico partido contra el Zaragoza (78-101) Unicaja necesitaba una reacción para mejorar su mala imagen y porque se le agotan los créditos para meterse en el playoff. El rival era de los complicados, el ilustre Joventut, en mejor posición para clasificarse entre los ocho mejores. Los malagueños salieron bastante serios y gracias a once puntos de Brizuela, ‘la mamba vasca’, llegó al minuto 10 con 23-18. Una ventaja que creció, a los 16’ hasta 37-24 con una buena racha de Bouteille, un tirador tan elegante como discontinuo. Pero el Joventut tiene a Tomic, con 34 años, pero experto y zorro. Parece que no está pero se nota. Hizo nueve puntos e incordió lo justo para que la Penya, con un parcial de 7-14 se fuera al descanso con un marcador más amable, 44-38.

Con una buena defensa Unicaja mantenía el control. El Joventut, con dos triples seguidos, ponía el marcador en 59-53. Un oasis en un desierto voraz desde 6,75 (3/11). La eficacia de los locales en los tiros de dos (76%) y un parcial de 10-0 cerraban el tercer parcial con 69-53. 16 puntos de ventaja.

Pese a las bajas de Zangars, Jackson y, sobre todo, López Aróstegui, la Penya no se echa para atrás. Tampoco es que estuviera muy sobrado Unicaja sin Carlos Suárez, Mekel y el explosivo Nzosa. Lo uno por lo otro. Un triple del genial Dimitrijevic rebaja la desventaja de los catalanes hasta 75-66. Fotis pide tiempo pero está condenado a sufrir.

Tras un robo de Ventura, Pau Ribas pone el 78-72 y el técnico cajista vuelve a parar el partido porque la Penya ya le sopla en el cogote. Lo que llega es un triple de Morgan (78-75), una bajo aros que mo mete Bouteille y un nuevo triple de Dimitrijevic que empata el partido a 78. Unicaja se ha venido abajo. Parcial de 9-25.

El minuto y medio final del tiempo regular fue nefasto para Unicaja. La Penya se adelanta en el marcador con el festival personal de Dimitrijevic, desatado e incontenible. Pero el macedonio falló dos tiros libres para ganar y un lanzamiento ganador. El partido se iba a la prórroga con un cuarto ganado por los badaloneses por 15-31.

El añadido trae la mala noticia de la lesión del Dimitrijevic.  Dos triples de Brizuela y otra canasta del donostiarra. Con 95-88 se le sube el gemelo y se tiene que retirar. Un lanzamiento exterior de Jaime selló la sufrida victoria del irregular, pero valiente Unicaja. La Penya se ahogó en la orilla. 30 puntos de Brizuela y 27 de Dimitrijevic, los héroes de un magnifico partido de baloncesto que se retiraron lesionados.

RESUMEN

Unicaja (23, 21, 25, 15 y 18): Jaime Fernández (15), Brizuela (), Waczynski (8), Thompson (12), Rubén Guerrero (4) –quinteto inicial - Malcolm Thomas (6), Bouteille (14), Alberto Díaz (2), Abromaitis (9) y Francis Alonso (2). Eliminado, Alberto Díaz.

Joventud (18, 20, 15, 31 y 9): Pau Ribas (10), Ferrán Bassas (10), Albert Ventura (5), Conor Morgan (12), Tomic (23) –quinteto inicial – Dimitrijevic (27) ,Dawson (2), Parra (0), Tomic (), Bradziansky (2) y Birgander (2)

Árbitros: Emilio Pérez, Martín Caballero y Vicente Martínez

Incidencias: Martín Carpena.