Levallois Metropolitans
74
Finalizado

EUROCUP | CUARTOS | PARTIDO 1

El Gran Canaria se agiganta en Francia para rozar las semifinales

Le roba el factor cancha al Metropolitans tras un magnífico segundo tiempo. Si gana el viernes en la isla avanza de ronda. Costello, Slaughter y Beirán, decisivos al final.

Pocas opciones, desde luego ninguna tras el descanso, le dio esta tarde en Francia el Herbalife Gran Canaria a un decaído Metropolintans, que las prometía muy felices con una factor cancha que ya ha cambiado de dueño. Así, si los pibes de Porfirio Fisac ganan el viernes en la Isla, estarán en semifinales de la Eurocup. La oportunidad parece inmejorable.

Confirmó en el primer tiempo el Herbalife todas las buenas sensaciones precedentes en esta Eurocup, aquellas que le llevaron a conseguir tres victorias consecutivas para hacer posible el milagro de llegar a los cuartos de la Eurocup, de repente la cita de hoy en Francia como punto de partida. Mantenían la compostura los visitantes pese a las dos rápidas faltas iniciales de Shurna, aunque por entonces ya había entrado en juego Balcerowski, cuyo mate nada más entrar mantenía a los suyos por delante: 6-8.

Un pequeño arreón de Kilpatrick, con cinco puntos casi consecutivos, estiró el marcador hasta el 10-15, estadística reducida a la nada cuando se bajó el telón del primer cuarto: 18-19.

Reanudó el partido el Gran Canaria mucho más entonado que antes, también por encima del rival. Pese a los dos tiros libres iniciales de Micheau para el 20-19, un parcial de 0-8 a favor de la formación insular, coronado por un triple de Beirán y un mate de Costello, obligaron a Zdovc a pedir tiempo muerto ante el peligroso 20-27 que ya tenía el Metropolitans en contra.

La defensa del Herbalife convertía en un infierno cada intento galo de canasta, y una bandeja de Beirán le dio el primer +10, 23-34. Por aquel entonces se agarraban los locales a la inmensa figura de Chikoko, haciéndose fuerte bajo los aros en el 34-40 que, acto seguido, despejó Kilpatrick con tres tiros libres antes de que el gigante africano le sacara un 2+1 a Okoye que anunciaba batalla antes del descanso: 37-43.

Lejos de aminorar la marcha, el Granca continuó acelerando tras el receso, acaso consciente de la imperiosa necesidad de una victoria que le permitiera sentenciar el pase a semifinales en la isla. Balcerowski enseñó musculo debajo de ambas canastas, dando pinceladas del dominio que se le intuye, combinándose con Slaughter para darle a su equipo la máxima renta a su favor hasta el momento: 42-54. Pinault enchufó un triple para contener el conato de escapada insular, 48-56, pero un gancho de Beirán volvió a disparar a los suyos, 49-62, poco antes de llegar al 54-64 con el que se cerró el penúltimo periodo.

No le quedaba al Metropolitans más opción que jugarse el todo por el todo a alba del último cuarto, pues únicamente así podría engancharse a un partido que le escapaba. Un triple de Pinault, después expulsado por faltas, prendió la mecha, y su equipo llegó a ponerse a cuatro: 60-64,11-2 como parcial de salida. Supo contener el Gran Canaria las acometidas rivales, y un mate de Costello combinado con el posterior triple de Dimsa le permitió coger algo de aire con el 63-69 justo cuando la zozobra parecía instalarse en la expedición grancanaria.

Apareciendo cuando más le convenía a su equipo, líder absoluto del Herbalife, Slaughter templó los ánimos insulares con aquel canastón para 65-75 que además cercenó la ilusión del Metropolitans de remontar un partido que, ahora sí, estaba definitivamente fuera de su alcance. Por si hubiera alguna duda, un triple de Beirán, con la bocina de final de posesión en pleno estallido, se clavó como una daga en el ánimo galo: 72-82. Y a otra cosa. Maravillosa, eso sí.

Una vez completada la heroicidad de plantarse en los cuartos de final de la Eurocup, puro milagro tras comenzar la fase anterior con tres derrotas, el Gran Canaria se agigantó todavía más en Francia para rozar la clasificación a semifinales. El viernes, en el GC Arena, vuelve a citarse con su propia historia europea, donde guarda recuerdos tan felices. El Viejo Continente continúa siendo este curso, cada día más, su paño de lágrimas, esas que podrían ser de ilusión y alegría más pronto que tarde.

RESUMEN

74. Boulogne Metropolitans (18+19+17+20): Michineau 15), Pinault (11), Brown (9), Chikoko (13), Ginat (12) -quinteto inicial- Konate (-), Roos (4), Goodwin (9) y Owens (-).

84. Herbalife Gran Canaria (19+24+21+20): Kilpatrick (17), Okoye (5), Slaughter (11), Shurna (1) y Stevic (2) -quinteto titular- Dimsa (10), Diop (-), Costello (11), Albicy (2) y Beirán (15) y Balcerowski (10).

Árbitros: Sasa Pukl (Eslovenia), Gytis Vilius (Lituania) y Sebastien Clivaz (Suiza). Eliminaron por personales al jugador local, Bastien Pinault, y al pívot del Herbalife, Oliver Stevic.

Incidencias: Encuentro correspondiente al primer partido de la serie de cuartos de final de la Eurocopa de clubes de baloncesto, disputado en el Palais des sports Marcel-Cerdan.