NBA | RAPTORS 105 - PISTONS 129

Los Raptors de Scariolo se llevan un rapapolvo del colista del Este

El seleccionador español sigue al mando por la baja de Nick Nurse. También faltaron jugadores como Siakam o VanVleet y los Raptors lo sufrieron mucho.

Los Raptors ansían llegar ya al parón y que las aguas se calmen. No sólo es que estén sin la mayoría del cuerpo técnico, con Nick Nurse y cinco compañeros más ausentes por los protocolos, es que Pascal Siakam, Fred VanVleet, Anunoby, McCaw y Flynn también están apartados. El panorama antes del All-Star está siendo dantesco. Este partido ante los Pistons estaba originalmente planeado para el martes y se ha terminado jugando el miércoles para no sobrecargar el calendario. A los canadienses, ahora afincados en Tampa Bay, les ha afectado mucho. Tanto como para perder y por bastante ante el colista del Este, Detroit.

"Tuvimos un entrenamiento ayer para tratar de reagruparnos un poco y realmente fue algo bueno. Pero no hay excusas. Tuvimos suficientes jugadores para haber hecho una mejor labor en la cancha", comentó Scariolo. "Deberíamos haber tenido más paciencia y seleccionar mejores tiros. Pero hay que darle crédito a los Pistons, jugaron una buena defensa y movieron el balón muy bien", añadió el seleccionador de España. Sergio ganó su primer partido como entrenador al mando en la NBA, pero no ha podido con el segundo ante tanta baja clave

Los Raptors no ganaron ningún parcial ni se pegaron al rebufo de su rival más allá del descanso. Con Yuta Watanabe como titular y Norman Powell tirando del carro, demasiada presión para Toronto. Por su parte, distensión en unos Pistons que suman sólo diez victorias y que por ello tienen que pedir menos responsabilidades en compromisos como el de esta madrugada. 

El mejor de los Pistons fue Wayne Ellington, con 25 tantos, pero la noticia estuvo en otros jugadores. Mason Plumlee y Dennis Smith firmaron un triple-doble cada uno, algo que sólo han hecho doce parejas en la historia. Rodney McGruder y Saben Lee, dos que suelen contar con no muchos minutos, aportaron 20 en cada caso. 

Los Raptors, con 17 victorias por 18 derrotas, se vieron sobrepasados. Sin cortapisas. Que Norman Powell fuera el máximo anotador del partido no sirvió absolutamente para nada. Esperan a que la mala racha del coronavirus pase con el parón.