COPA DEL REY | MADRID 85 - VALENCIA 74

Laso supera a Lolo Sainz: 735 partidos con el Real Madrid

El vitoriano supera al exseleccionador nacional como el entrenador con más encuentros en el banquillo del equipo blanco. Suma 20 títulos en 10 temporadas.

Pablo Laso superó este jueves en los cuartos de Copa del Rey ante el Valencia a Lolo Sainz como el entrenador con más partidos en la historia del Real Madrid con 734. Otro hito para el vitoriano, que aterrizó en el Madrid en el verano de 2011 como reemplazo de Emanuele Molin y en un ambiente muy caldeado.

Los aficionados convocaron una manifestación el día de su presentación. ¿Sus quejas? Eran tres: el tiempo que tardó el club en fichar a un técnico mientras sus rivales se reforzaban, el anuncio de recortes presupuestarios para el siguiente curso y la elección del vitoriano en lugar de un técnico de mayor prestigio como Jasmin Repesa. El croata y los dirigentes de la sección habían llegado a un acuerdo que finalmente no se rubricó por considerarse la contratación del croata como una operación muy cara.

Pablo Laso y el Real Madrid

Sin embargo, diez temporadas después, la apuesta por Laso ha sido todo un éxito. Suma 568 victorias y 165 derrotas (77,5% de éxito). Son 27 triunfos menos que Sainz (595-133 y 6 empates) en 14 campañas (1975-89) y 154 más que Pedro Ferrándiz (414-69 y 7 empates en 490 encuentros) en 13 (1959-62, 64-65 y 66-75), las otras dos leyendas del banquillo madridista.

El currículum de Laso es excelso. Maravilloso. Acumula 20 títulos divididos en cinco Ligas, seis Copas, seis Supercopas, dos Euroligas y una Intercontinental. Promedia dos por temporada y ha alzado 10 trofeos más que en las 22 temporadas previas a su llegada, el lapso entre Sainz y Laso, en el que el Madrid tuvo un total de 17 entrenadores diferentes. Se encuentra a dos títulos de Sainz (22) y a cinco de Ferrándiz (27), el hombre récord de la historia blanca.

La sorpresa de Lolo Sainz

El vasco recuperó la Copa para el club casi 20 años después de la última y, además, frente al Barça en el Palau Saint Jordi de la Ciudad Condal. También la Euroliga. Y en dos ocasiones, 2015 en casa, el WiZink Center, tras derrotar en la final al Olympiacos griego, y en 2018 en Belgrado ante el Fenerbahçe turco. La última vez que el Real había conquistado la máxima competición continental fue en 1995 con Obradovic en el banquillo y Sabonis y Arlauckas en pista. 20 años. Casi nada.

El vitoriano debería rubricar pronto su séptimo contrato como entrenador del Madrid (el actual acaba en junio). La apuesta por él ha sido clara, aunque en el verano de 2014, el de la resaca de la final de la Euroliga ante el Maccabi y la salida de Mirotic, estuvo en el alambre y nunca ha firmado más de dos años. Sus seis renovaciones siempre se anunciaron cuando quedaban entre seis meses y un año para que acabara el compromiso. Ahora restan cuatro meses. La era Laso.

“Llegar a una cifra como esta habla muy bien del trabajo que hacemos. Estoy muy orgulloso de entrenar a este equipo pero tengo grandes profesionales al lado. Todo el club empuja para que esto pueda pasar y tengo la suerte de estar en el Real Madrid. El equipo es el que está en el día a día pero sin los aficionados, directivos y todos empujando esto no sería posible”, comentó Pablo Laso en RealMadrid.com y RealMadrid TV a principios de semana.