COPA DEL REY 2021

Tenerife-Burgos: un debut contra la pareja Huertas-Shermadini

El San Pablo Burgos se ha colado en su primera Copa del Rey, pero casi lo hace como cabeza de serie. El Iberostar Tenerife se ha asentado entre los grandes.

Tenerife-Burgos: un debut contra la pareja Huertas-Shermadini

El San Pablo Burgos se estrena en la Copa en su cuarta campaña en la élite del baloncesto español y lo hace ante un Iberostar Tenerife, que está rindiendo a un gran nivel y se codea con los grandes. Fitipaldo se mide con sus ex y Kravic jugó uno de sus mejores partidos del curso ante Shermadini.

Iberostar Tenerife

El Iberostar se ha ganado a pulso dejar de ser considerado el equipo revelación de la Liga Endesa. En Tenerife se están haciendo las cosas muy bien y se ha acostumbrado a codearse con los equipos de la Euroliga. Las piezas han encajado bien en un equipo dirigido por Txus Vidorreta, el que mejor conoce a Marcelinho. Tyler Cavanaugh, Bruno Fitipaldo y Aaron Doornekamp han subido el nivel de un equipo que quiere dar la sopresa en Madrid. Por ahora, su techo son las semifinales.

Lo mejor del Iberostar Tenerife

En 2019 el Iberostar vivió una auténtica revolución y cambió a todo el equipo (el veterano era Gielo, que había disputado sólo un partido), pero le salió bien. Marcelinho y Shermadini pueden ser una de las parejas que mejor se entienden de toda la Liga Endesa y el georgiano está haciendo méritos para ser el MVP de la temporada. El equipo que más anota esta temporada (88,32) y uno de los mejores en el tiro de tres.

Lo peor del Iberostar Tenerife

Una plantilla algo más corta que la de otros equipos y que depende mucho de la conexión de sus bases (Marcelinho y Fitipaldo) con Shermadini. Si el georgiano está bien vigilado, al Iberostar le cuesta más encontrar otras opciones. Santi Yusta acaba de volver: el gallego pasó por quirófano en febrero y llevaba casi diez meses sin jugar. Los grandes se le atragantan: ha perdido contra Barça, Madrid y Baskonia este curso.

Hereda San Pablo Burgos

La ilusión en esta Copa la pone el Hereda San Pablo Burgos, que se estrena en la competición. El equipo castellanoleonés confió en 2019 en Joan Peñarroya y le ha salido bien. En su cuarto año en la élite ha estrenado su palmarés (ganó la Champions a principios de octubre) y a punto estuvo de meterse entre los cabezas de serie en este torneo. Un equipo sin grandes nombres, pero que se ha engrasado a la perfección.

Lo mejor del Hereda San Pablo

Llegan a la Copa sin ningún tipo de presión y con el recuerdo de la fase final de Valencia (se metieron en semifinales) aún fresco. Omar Cook es uno de los mejores pasadores de la Liga Endesa y el Burgos presume de buenos tiradores (McFadden, Renfroe...) y de guerreros, con Jasiel Rivero y Vitor Benite a la cabeza.

Lo peor del Hereda San Pablo

Nunca ha estado en la Copa del Rey y la inexperiencia en este torneo se suele pagar. Depende bastante de su tiro exterior (de los equipos que más tira de tres), así que parte de sus opciones estarán en cómo se levanten sus exteriores. Su juego interior es algo corto, más aún tras la marcha de Huskic y la llegada de Salash, en plena adaptación.