RETABET BILBAO BASKET

Mumbrú: "Goran Huskic es un buen jugador"

El Bilbao Basket busca destino a Moses antes de lograr la cesión del pívot serbio del Burgos. Zyskowski y Reyes, bajas ante el Baskonia. El técnico ve un derbi descafeinado sin gente.

Bilbao
0
Mumbrú: "Goran Huskic es un buen jugador"
ACB MEDIA

Nunca quiere personalizar en un jugador si brilla ni otro si está muy mal. Y no le gusta hablar de los ausentes. Por ejemplo de Huskic, al que el Bilbao Basket va a fichar en cuanto encuentre destino a Moses. pero Mumbrú al final no tuvo más remedio que referirse a él cuando se le insistió por el actual pívot del Burgos. "Es un buen jugador, que no tiene minutos en Burgos", señaló en la previa del derbi de mañana ante el Baskonia en Vitoria, parea después cambiar el tercio: "Prefiero pensar en los que sí van a estar, lo de más se me escapa". Admite que sabe lo que está saliendo en los medios, pero aclara que "no hay nada oficial, cuando sea así lo sabréis".

Mumbrú no llegó a afirmar de forma rotunda que vaya a dar alguna oportunidad más a Moses, descartado en el primer partido de Champions, irrelevante ante el Manresa y en el banquillo los 40 minutos ante el Madrid. Puede decirse que está más fuera que dentro el pívot nigeriano. Y eso que al Buesa Arena van muy cortos de efectivos, ya que Zyskowski aún tiene para unos días por el esguince en la rodilla izquierda y Reyes recibió ante los blancos un golpe en el muslo y tiene una roturita muscular. Se suma al grupo Betolaza. habrá que mover posiciones para que alguien juegue de tres. Anímicamente la cosa está mejor tras rozar la proeza ante el equipo de Laso. "Nos enfrentamos al Baskonia, el actual campeón de la Liga, que viene de perder en la Euroliga (ante el Villeurbanne) luchando hasta el final y en casa son peligrosos", agrega el técnico barcelonés, que habría preferido que el equipo de Ivanovic llegara tras victoria "y a poder ser tras siete prórrogas", bromea. 

Las derrotas empiezan a pesar lo suyo y el exalero pone un punto de serenidad escapando del negativismo. "Lo peor que puedes tener en el mundo del deporte son las expectativas muy altas. Por el buen funcionamiento del año pasado se podía pensar en lo que no era antes de empezar. Cuando se juntan las derrotas, te afecta, pero tienes que seguir". En su etapa como jugador no tuvo que convivir muchos años con la derrota, pero sí probó el vinagre del descenso. Ahora lo saborea con una pizarra. "Como jugador piensas más en ti mismo y como entrenador miras al grupo, tratas de ver qué es lo más conveniente modificar", analiza".

Además, el excampeón del mundo considera que el derbi vasco es menos derbi sin gente. Bien lo sabe él con la rivalidad que había cuando pisaba la pista del Buesa junto con Hervelle. "Sin público es un poco descafeinado. Cuando nos falta la gente no es lo mismo que con ellos. A veces nos perjudica y esta vez nos beneficia. Siempre es necesario tener público, te activa". Se volverá a poner la lupa sobre la personalidad de un Bilbao Basket que no tiene la garra del año pasado. "La mentalidad tiene que ser dura durante todo el año", proclama Mumbrú, para profundizar que ante el Madrid no se hizo una mala primera parte sino que cuatro minutos malos "como les pasa a todos sus rivales" les dejaron casi KO.