CSKA DE MOSCÚ

El viaje rocambolesco de Shengelia: llegó a Rusia a pie

El espacio aéreo de Georgia estaba cerrado y la frontera con Rusia era infranqueable, así que viajó en coche hasta una ciudad fronteriza y caminó hasta la línea divisoria.

0
El viaje rocambolesco de Shengelia: llegó a Rusia a pie
MARIANO POZO DIARIO AS

Georgia y Rusia mantienen relaciones diplomáticas relativamente respetuosas pero hay dos territorios que generan conflicto entre ambos estados: Abjasia y Osetia del Sur. Son repúblicas que pertenecían a Georgia pero que se han escindido y su nuevo estatus es reconocido por unos pocos países, entre ellos casualmente, Rusia. Cuando Tornike Shengelia anunció que fichaba por el CSKA (tradicional club del ejército soviético primero y ahora ruso) la presidenta de Georgia no tuvo reparos en decir que la decisión de Toko le parecía "desafortunada y una decepcíón". Las palabras de Salomé Zurabishvili fueron respondidas por el ex-baskonista con un gesto inesperado. "Siempre estaré al servicio de mi país y de mi selección", aseguró. De hecho, consiguió una cláusula según la cual podrá dejar la disciplina del CSKA en las ventanas de selecciones que haya en plena temporada. Es algo inaudito en la mayoría de entidades de Euroliga que nunca permiten a sus jugadores abandonar la disciplina del equipo para acudir a las llamadas de los combinados nacionales.

Pues bien, cuando las aguas parecían haber regresado a su cauce, los medios de comunicación rusos comunicaron que Shengelia ha tenido que pasar una auténtica odisea para salir de Tblisi y llegar a Moscú. El espacio aéreo georgiano ha estado cerrado por el protocolo de lucha contra la COVID-19 y la frontera con Rusia era infranqueable para, por ejemplo, llegar a otro país y desplazarse a la capital rusa. Ni corto ni perezoso, y con la ayuda de un coche, se aproximó a una localidad fronteriza, caminó casi dos kilómetros hacia la línea divisoria y llegó a territorio ruso donde le esperaban operarios del CSKA para llevárselo a Moscú. De película de la Guerra fría del siglo XX con intercambio de espías incluido, vamos.

Shengelia lo relataba así: "Fue una historia curiosa. Nadie dentro de Georgia me puso ningún impedimento para hacerlo. Me llevaron hasta el punto más cercano dentro de Georgia al que podía acercarme a la frontera y desde ese punto fui a pie con una persona que no conocía. Caminé más o menos un kilómetro mientras llovía, fue un poco extremo aunque no quiero entrar en detalles. Pero finalmente lo conseguí y aquí estoy, en Moscú. Con este virus, los vuelos desde Georgia hasta cualquier sitio están cancelados y esta era la única forma que tenía para poder unirme al equipo y empezar a entrenar". Toko nunca ha sido sospechoso de compromiso con su selección y se siente georgiano por los cuatro costados pero tampoco ha negado que, en la intimidad, habla en ruso con su mujer en casa. Hay, de hecho, compatriotas que tienen afinidad con el país vecino. A 88 kilómetros de Tbilisi, cerca de Osetia del Sur, está la localidad de Gori. Allí nació el 18 de diciembre de 1878 Iosif Stalin, que años más tarde se convertiría en el sucesor de Lenin como máximo responsable de la Unión Soviética.