LIGA ENDESA

No hay acuerdo: el Gipuzkoa pedirá la suspensión de la Liga ACB

La mediación del CSD no ha funcionado. La ACB sigue sin aceptar el ascenso desde la LEB del Gipuzkoa Basket y el club vasco optará finalmente por la vía judicial.

No hay acuerdo: el Gipuzkoa pedirá la suspensión de la Liga ACB
ALBERTO NEVADO FEB

No llegó el acuerdo que podría haber evitado la judicialización del baloncesto español. La mediación del Consejo Superior de Deportes (CSD) no ha dado frutos y no ha habido acuerdo entre clubes (ACB) y Federación (FEB) con respecto al ascenso del Delteco Gipuzkoa Basket, que fue rechazado (17 votos de 18 totales) por la Asociación de clubes hace exactamente una semana.

Sin acuerdo, el Gipuzkoa Basket seguirá con la hoja de ruta que ya había anunciado su presidente, Nacho Núñez. Acudirá a la vía judicial para tratar de defender sus derechos. Pedirá la suspensión cautelar de la Liga ACB y esperará una resolución lo más rápida posible ya que ahora mismo está en el limbo deportivo: se inscribió en la LEB Oro para no quedarse sin plaza (por si acaso) pero está esperando acontecimientos antes de configurar su plantilla. La primera jornada de la Liga ACB (que no tiene más calendario anunciado por ahora, más allá de la Supercopa que se jugará los días 12 y 13 de septiembre) se disputará entre el 18 y el 20 de septiembre. En el Gipuzkoa Basket se temía que la ACB estuviera intentando alargar la situación lo más posible para obligar al club a ceder y aclarar su futuro a corto plazo. También se buscó la vía de la compensación económica y la continuidad en LEB Oro, pero tampoco hubo acuerdo. La ACB fue clara al rspecto una vez  se tuvo constancia del no acuerdo final: "la ACB disputará la temporada 20-21 con 18 equipos. Ha argumentado la decisión tomada por su Asamblea General y defenderá los derechos de sus clubes asociados".

En realidad, la única vía realista parecía la mediación del CSD para lograr una solución pactada. Al no haber funcionado, las opciones de acuerdo eran mínimas. La ACB solo aceptaría una Liga de 19 equipos si el próximo verano había un solo ascenso por dos descensos. Y la FEB no estaba dispuesta a dar el visto bueno porque volvería a perder un ascenso, en este caso en el verano de 2021. El CSD explicaba todo esto en un comunicada de prensa por la tarde:

"A la vista de la situación provocada por la COVID-19 y la alteración que ha supuesto en el desarrollo de las competiciones profesionales y no profesionales del baloncesto español, el Consejo Superior de Deportes (CSD) ha tratado en los últimos días de que la ACB y la Federación Española de Baloncesto (RFEB) alcanzasen un acuerdo global en torno al desenlace de la temporada 2019- 2020 y a la planificación del ejercicio 2020-2021. Ese acuerdo global no ha sido finalmente posible.

El Consejo había puesto encima de la mesa una última propuesta que garantizaba el incentivo al ascenso a la categoría profesional del baloncesto español pese a las dificultades que en los últimos meses había provocado la pandemia. Y también había diseñado un esquema de ascensos y descensos para la temporada 2020-2021 en función de lo que pudiera avanzar la propia competición en estos difíciles tiempos".

La Asociación se aferra a lagunas en los avales y a que el Gipuzkoa no presentó la documentación en los plazos estipulados. En ese caso ante un juez podría justificarse ese retraso por los condicionantes a los que obliga la crisis del coronavirus. Y la FEB, finalmente y como explicaban en otro comunicado, entiende que "es un conflicto que excede de sus competencias, y que no le corresponde valorar el cumplimiento concreto de los requisitos exigidos por la ACB para entrar a formar parte de su competición".

Pese a que las relaciones entre ACB y FEB, y entre Antonio Martín y Jorge Garbajosa (sus cabezas visibles) son ahora mismo óptimas, el acuerdo era muy difícil. Ambas partes han lamentado desde la primavera que esta no es una crisis forzada por la falta de diálogo sino impuesta por la pandemia del coronavirus. La ACB acordó el 20 de abril un regreso en la burbuja de Valencia con 12 equipos en liza y sin descensos a la LEB Oro. La FEB, en mayo, dio por cerradas sus competiciones y, sin disputar playoffs, propuso el ascenso a los primeros clasificados, un Valladolid que se ha quedado en el camino sin solicitar su plaza en ACB, y el Gipuzkoa. Los vascos sí consideran que han dado los pasos necesarios para honrar lo que, aunque sui generis, se debería considerar un ascenso deportivo. Cercada por la apretura del calendario, la ACB no quería ni plantearse una Liga de 20 equipos. Sin terreno común y sin que la intervención del CSD haya dado frutos, ahora se abre la vía judicial, la última baza del Gipuzkoa Basket para volver a la Liga ACB.