BALONCESTO

¿Qué fue de Lisa Leslie? La primera que voló en la WNBA

El 30 de julio de 2002 la pívot de Los Angeles Sparks hizo el primer mate en la historia de la Liga. Íntima amiga de Kobe Bryant, fue el santo y seña de la franquicia californiana.

¿Qué fue de Lisa Leslie? La primera que voló en la WNBA

El 30 de julio de 2002 Lisa Leslie hizo historia en la WNBA. La pívot de las Sparks, que venía de ser la MVP de todo el curso anterior (la mejor del All Star, de la temporada y de la final), corrió un contraataque ante las Miami Sol y machacó. Era el primer mate en la historia de la Liga estadounidense, años después de que la jugadora de West Virginia University Georgeann Wells fuera la pionera en la NCAA (21/12/1984).

Cuando Lisa era pequeña su firma estaba por todos los rincones de su casa. "Tengo que ir practicando porque algún día firmaré autógrafos", le decía a Christine, su madre, cuando ésta la regañaba. Su progenitora ha sido siempre su mayor referente y el ejemplo de que podía hacer todo lo que quisiera sin perder su feminidad. Su madre (medía 1,91, de ahí la altura de Lisa que mandó en la pintura durante años con su 1,96) conducía un camión de 18 ruedas que se compró para mantener a sus dos hijas, pero siempre llevaba las uñas bien arregladas y un pintalabios guardado en el sujetador, recuerda Lisa, que creció en una familia rota. Su padre las abandonó cuando Christine estaba embarazada de Lisa.

Lisa, que en verano recorría EE UU en el camión con su madre, creció con referentes masculinos porque por aquella época las jugadoras eran unas auténticas desconocidas. Quería parecerse a James Worthy y que un equipo dependiese tanto de ella como le pasaba a los Lakers con el alero. Y lo logró en unas Angeles Sparks con las que ganó dos anillos (2001 y 2002) en las dos doce temporadas que estuvo en la franquicia angelina. No jugó en otro equipo en la WNBA y entre 1997 y 2009 sólo se perdió un curso por el embarazo de su primera hija, Lauren Jolie Lockwood, que nació el 15 de junio de 2007.

Una zurda reconvertida en ambidiestra por el baloncesto

De pequeña el baloncesto no le llamaba mucho la atención, ella quería ser reportera de televisión, aunque todo el mundo le preguntaba si jugaba por su altura: con 12 años ya alcanzaba el 1,82. En el colegio, una compañera le pidió que la acompañara a un entrenamiento. En los primeros días, el entrenador dividió al grupo en zurdos y diestros y Lisa era la única zurda así que decidió convertirse en ambidiestra, algo que le ayudó mucho en su carrera profesional. Su primo Craig también le echó un cable para mejorar su manejo de balón con la derecha y Leslie tuvo que acostumbrarse a jugar con chicos, porque con 13 años se marchó a un colegio donde no había equipo femenino.

S0730_Sol_v_Spark_LB003.jpg

Después de su etapa en el Middle School, los institutos se volvieron locos con ella (tuvo más de 100 peticiones), pero se decidió por Morningside de Inglewood donde también jugó al voleibol e hizo atletismo, lo que le permitió mejorar su salto y su velocidad. En la cancha de baloncesto, también dominaba el juego e incluso llegó a machacar en algún entrenamiento. En 1989 condujo al equipo al título y un año después, su instituto le brindó la oportunidad de alcanzar los 100 puntos en un partido. Era una tradición: todos los balones a la estrella para que intentara batir el récord de anotación del instituto. Lisa acabó con 101 de los 102 tantos que Morningside le endosó a South Torrance (102-24) en febrero de 1990.

Una de las pioneras de la WNBA

Tras el paso por el instituto, Lisa decidió quedarse cerca de casa y se comprometió con la Universiad de Southern California donde estuvo hasta 1994. Su gran ilusión, por entonces, era ser olímpica en Barcelona 92, algo que no consiguió porque no entró en los planes de Theresa Grentz. Sí que estuvo en el bronce mundial de 1994 y trabajó duro para estrenarse en Atlanta 96, donde el equipo femenino tenía un doble reto. Aparte de ganar la medalla de oro, un éxito en el seguimiento del equipo daría la razón a la NBA que, unos meses antes (abril de 1996), había decidido crear la WNBA. Lisa, junto a Sheryl Swoopes y Rebecca Lobo, fueron las encargadas de dar a conocer esta noticia.

Lisa Leslie

Leslie se colgó en Atlanta su primera medalla olímpica de oro (logró cuatro) y puso la primera piedra para el nacimiento de la WNBA, porque aquella selección fue todo un éxito. El 21 de junio de 1997 se jugaba el primer partido de una WNBA en la que participaron ocho franquicias. 14.000 personas llenaron las gradas del Staples Center en un Los Angeles Sparks-New York Liberty.

Elegida en 2011 como una de las 15 mejores jugadoras en la historia de la WNBA, la expívot ya ha ingresado en el Hall of Fame (2015). En la Liga femenina estadounidense se convirtió en la primera en alcanzar los 6.000 puntos (acabó su carrera con 6.263) y ha estado ocho veces en el equipo ideal de la competición, ha sido dos veces la mejor defensora del curso (2004 y 2008), ocho veces all star, tres veces mejor jugadora de la WNBA (2001, 2004 y 2006), dos de la final (2001 y 2002), tres de un All Star (1999, 2001 y 2002)... Las Sparks han retirado su número, el 9, y las Trojans de Southern California su 33. Con EE UU ha ganado cuatro oros olímpicos (desde Atlanta en 1996 a Pekín 2008) y dos mundiales (Alemania 98 y China 2002).

Gran amiga del otro ídolo angelino, Kobe Bryant

Kobe Bryant llegó a los Lakers en 1996 y Lisa Leslie a los Sparks un verano después. Ambos se convirtieron en el santo y seña de la franquicia angelina y entablaron una grandísima amistad. "No tengo palabras. Señor, bendice a Vanessa y al resto de la familia. Os queremos y lloramos la perdida de nuestro hermano. Sentimos un dolor profundo y nuestros corazones se han roto", escribía Lisa cuando Kobe falleció el pasado 26 de enero.

BALONCESTO

Sólo unos días después, hubo una gran polémica en EE UU por una entrevista en la que Gayle King (The Morning en CBS) preguntaba a la exjugadora si creía que el legado del jugador se había visto enturbiado por la acusación de violación y si era complicado para ella, como mujer, afrontar lo que había ocurrido. "No lo es", respondió Lisa. "Kobe no es el tipo de persona que haría eso. Nunca me dijo 've a buscar a esa chica, dile algo...'. Tengo otros amigos en la NBA que sí podrían hacerlo, pero Kobe nunca fue así. Nunca le vi como el tipo de persona que podría violar a alguien o ser agresivo (...) Los medios tuvieron muchos años para preguntarle a él por esto y deberían ser más respetuosos en este momento". La presentadora, que recibió muchas amenazas después de la entrevista, tuvo que publicar un vídeo en el que aseguraba que la pregunta estaba sacada fuera de contexto y que su intención no había sido ni atacar a Kobe ni poner a Lisa entre la espada y la pared.

Analista, escritora, actriz, empresaria, modelo...

Las 24 horas del día se le quedan cortas a esta mujer multitarea, que se retiró en 2009 pero hace casi de todo. Tiene su propia empresa (Lisa Leslie Enterprises), es copropietaria de Los Angeles Sparks donde tiene su propia academia (Lisa Leslie Basketball and Leadership Academy Sparks). Además ha trabajado como analista en ABC y Fox Sports Florida y comentarista en ESPN. Desde que se retiró le ha dado tiempo a escribir un libro: "Don't let the lipstick fool you: the making of a champion" ("No dejes que el pintalabios te engañe: cómo crear a un campeón"), a hacer cameos en el mundo de la ficción (las series “Sister Sister” y “One to One” y la película “Think like a Man”...) y salir en un capítulo de los Simpson, aparte de varios trabajos como modelo.

BIG-BKO-SPO-BIG3---CHAMPIONSHIP

Y el baloncesto le ha seguido dando también sus reconocimientos. En 2018 fue jurado en el concurso de triples del All Star y un año después, sus Triplets ganaron el campeonato de Big3 (una liga profesional de 3x3) y ella fue elegida la mejor entrenadora de la competición. También dedica tiempo a la labor humanitaria: es portavoz de la Federación Americana por la Infancia. Una agenda muy apretada para la mujer que hace casi 18 años fue la primera en volar en la WNBA.