BARCELONA

Delaney: "Era el único base de la plantilla y no era titular"

"El papel en el equipo no fue cómodo para mí", asegura el Malcolm Delaney, que también acusa al Barça de no haberle ofrecido la renovación.

0
Malcolm Delaney, durante un partido con el Barcleona

El base estadounidense Malcolm Delaney, después de rescindir hoy su contrato de mutuo acuerdo como el Barça, ha comentado que, "incluso antes de la situación con el coronavirus, pensé que me deberían ofrecerme una extensión de contrato. Eso cambió un poco mi mentalidad, porque sentía que lo estaba dando todo a un club y no recibía lo mismo a cambio".

"No le falto al respeto al Barça y no tengo nada negativo que decir sobre el club. Hablé con todos y siempre dije que quería seguir en el Barcelona. Pero eso no estaba en mis manos, nunca tuve una oferta del Barça", ha añadido en declaraciones al portal Eurohoops. "Lo que finalmente determinó mi decisión de rescindir el contrato fue porque no me sentía cómodo desde hace unas cuatro o cinco semanas", ha destacado.

También ha lamentado que, "pese a que Thomas Heurtel y Kevin Pangos estaban lesionados, solo fui titular en doce de los 45 partidos que jugué. Ahora, lo único que esperaba era que alguien del equipo contactara conmigo y hablara abierta y honestamente sobre mi futuro en el Barça". "Cuando fiché por el Barcelona, no lo hice para jugar solo durante un año. Quiero que eso quede claro. No quería jugar en ningún lugar de Europa solo por un año. Para un contrato de un año, habría regresado a China",.

También ha remarcado que, "Barcelona era un lugar donde me podía ver terminando mi carrera. Esto no era falso, no era para aparentar. Sentía que Barcelona podría ser mi hogar". "Acepté menos dinero del que normalmente aceptaría para jugar en Barcelona. Acepté un papel menos importante, lugué 22 minutos por partido, esos son más o menos los minutos que jugué en la NBA. Sacrifiqué mucho", insiste el jugador de Baltimore.

En cuanto a la reanudación de la temporada ha dicho que, "para mí era muy simple. Esto no era un problema, no quería quedarme en casa. Mi plan era volver con el equipo, pero quería asegurarme de que, primero: que habría una temporada; y segundo, que al menos hablaríamos de la próxima temporada". Delaney ha reiterado que, "quería que me expresaran algún tipo de seguridad para la próxima temporada. Se hablaba de planes para jugar en julio. No iba a jugar si no tenía algún tipo de seguridad".

La rescisión del contrato no fue algo rápido, como indica el mismo jugador, porque "fue algo de lo que hablamos mis agentes y yo en las últimas semanas. No se trataba de dinero, no se trataba de nada relacionado con negocios, se trataba de mi salud. Por eso vine a casa. No iba a sentarme en Barcelona yo solo durante dos meses.  Tengo acceso a mi familia y a una cancha de baloncesto y a un un gimnasio en mi casa. Tengo más espacio, podría salir a entrenar; no vine a casa para estar de vacaciones".

Sin comunicación con Pesic

"No he hablado con el entrenador Pesic desde principios de marzo, probablemente desde nuestro último partido. Desde que me fui a casa no he hablado con nadie. La única persona con la que hablé fue nuestro preparador y el médico de nuestro equipo, que contactó conmigo para asegurarse de que estaba bien. Nadie de la directiva contactó conmigo. Sentía que estaba mal, especialmente cuando un jugador sacrifica tanto. Todos decían que querían que estuviera en Barcelona pero nadie hablaba conmigo", ha dicho Delaney sobre su relación con el técnico.

"Me gustaría agradecer al club, a mis compañeros de equipo y al staff por haber estado con ellos. Pasamos un año divertido y creo que habríamos ganado la Euroliga y ACB si la competición nunca se hubiera detenido", concluye Malcolm Delaney.