LIGA ACB

Fran Vázquez anuncia su retirada

El pívot gallego decide poner punto y final a su carrera tras 19 temporadas como profesional. La Euroliga de 2010 con el Barça, la joya de la corona de un extenso currículum.

Fran Vázquez, durante un partido de la Liga ACB con el Casademont Zaragoza
EstherCasas ACB Media Center

Tras 19 temporadas, Fran Vázquez pone punto y final a su carrera. Así lo ha anunciado el pívot gallego en una emotiva videoconferencia organizada por el Casademont Zaragoza, el último de los siete equipos en los que ha estado. El jugador se retira con 37 años recién cumplidos y como uno de los mejores pívots de la historia del baloncesto español, con 13 títulos en su cuenta particular y 5.000 puntos, 3.000 rebotes y 738 tapones, siendo el líder de la ACB en esta última categoría estadística dejando atrás los 672 de Fernando Romay.

"He sido profesional en la mejor liga del mundo fuera de la NBA e  incluso tuve la oportunidad de llegar a la meca del baloncesto. Ha sido un privilegio estar 19 temporadas en la ACB, ni en mis mejores sueños podía imaginas una trayectoria así de logros, hitos y experiencias. Es el momento de decir adiós, el tiempo pasa y todo tiene un fin. Es el momento de cerrar la puerta del último vestuario donde voy a estar", empezaba diciendo el jugador español.

Nacido en Lugo el 1 de mayo de 1983, fue portero en las categorías inferiores del equipo de fútbol de su pueblo, pero sus condiciones físicas provocaron que se acabara decantando por el baloncesto. Durante su adolescencia, fue parte del Centro de Formación Siglo XXI de Galicia, en el que estuvo hasta la temporada 1999-00 antes de dar el salto al del País Vasco y finalmente fichar por el Unicaja de Málaga, uno de los equipos a los que más ha estado ligado durante su dilatada carrera. Fran Vázquez estuvo sobre todo en la Liga EBA hasta que debutó con el primer equipo en la 2002-03, teniendo esa misma temporada una breve cesión en el Bilbao Basket, algo que repitió al año siguiente, esta vez en las filas del AUNA Gran Canaria.

Si bien la explosión de Fran Vázquez se produjo en el Granca, su confirmación definitiva fue en la 2004-05, cuando conquistó la Copa del Rey en su regreso al Unicaja y fue convocado con la Selección española para el Eurobasket 2005. Ese mismo año se presentó al draft de la NBA y fue elegido en el 11º puesto por los Orlando Magic, pero nunca dio el salto a la competición norteamericana, desarrollando toda su carrera en España. Con el combinado nacional disputó su primer y único Mundial en 2010 y fue uno de los héroes de las Ventanas que clasificaron a la Selección para el pasado Mundial de China, torneo que acabaron ganando.

"La gente dirá que por qué no he ido más, que si me he llevado mal con compañeros, pero son decisiones que he tomado. En las últimas Ventanas, Sergio Scariolo, con el que me llevo muy bien, y Jorge Garbajosa me dijeron si podía arrimar el hombro y yo encantado. Al final el premio ha sido ser campeones del mundo y estoy orgulloso de haber formado parte de ese grupo", ha asegurado el pívot, que ha añadido que uno de los motivos que le llevaron a la Selección fue la ilusión que tenía su hijo de verle con la camiseta de España.

Una carrera llena de éxitos

A nivel de clubes, Fran Vázquez ha conquistado 13 títulos: cuatro Copas del Rey, tres Ligas, tres Supercopas, una Champions, una Copa Intercontinental y una Euroliga. Precisamente fue el título continental el que puso, en 2010, el colofón a su carrera. Fue con el Barça, equipo en el que actuó a las órdenes de Xavi Pascual y con el que vivió sus mejores momentos a nivel individual, siendo elegido en el mejor quinteto de la ACB en la 2008-09 y MVP de la Copa del Rey conquistada por el conjunto blaugrana en 2010. Pascual en particular ha sido protagonista del anuncio, mandando un cariñoso mensaje al ya ex jugador.

Fran es líder en tapones de la Euroliga y tiene además, el récord de tapones en un solo partido de la ACB (12), alcanzado en enero de 2007 en un encuentro ante el Valladolid y consiguiendo además un triple-doble, el sexto jugador en lograr algo así desde 1989. El jugador ha dicho que quiere seguir vinculado al baloncesto y que espera que la temporada se reanude para "poder disfrutar lo que queda". Se despide así una carrera legendaria para uno de los mejores jugadores de su generación y uno de los pívots españoles más destacados de siempre. "Puedo caer bien o mal por mi forma de ser y de decir las cosas, pero siempre las digo con respeto y cariño", sentenciaba el internacional español, cuya despedida se puede resumir en una sola frase: "No me arrepiento de nada".