SELECCIÓN

La renovación de Scariolo entra en un nuevo escenario

Con los Juegos empujados hasta 2021, la ilusión del italiano por cerrar un ciclo en Tokio con el campeón del mundo podría ayudar a su continuidad. Scariolo aún no tiene una oferta sobre la mesa.

La renovación de Scariolo entra en un nuevo escenario
Matteo Marchi Getty Images

"Mi permiso, como Cenicienta, caduca a medianoche del último partido de los Juegos de Tokio". Esa reflexión de Sergio Scariolo en una entrevista realizada a AS sólo dos días después de ser campeón del mundo, en septiembre de 2019, gana sentido ahora que los Juegos Olímpicos se han aplazado hasta 2021. El retraso puede cambiar, en parte, el escenario de la renovación del laureado entrenador de Brescia, que siempre ha manifestado la ilusión por cerrar un ciclo con el equipo campeón del mundo que fue capaz de construir en una de las mejores obras de su carrera.

Scariolo acaba su contrato este verano. De momento, la FEB no ha llamado al agente del seleccionador, Higinio Alonso, para empezar las negociaciones de la renovación. Pero tendrá que hacerlo en breve. Scariolo ha tenido un contrato part-time que, gracias a la colaboración de los Raptors, le permitió seguir dirigiendo a la Selección durante las Ventanas en la temporada 2018-19. La FEB quiere que continúe. El ayudante de Nick Nurse en los Raptors estaba meditando seguir o no después de los Juegos. El corazón le pedía seguir, pero decisión tenía muchas aristas. La familia, ahora con el italiano en Toronto, era parte importante de esa decisión. Scariolo tiene contrato hasta 2021 con los Raptors y tiene la intención de cumplirlo.

El hecho de que los Juegos se aplacen podría poner algo más fácil a la FEB la negociación, ya que el italiano tiene la ilusión de completar, al menos parcialmente, su trabajo con una generación con la que, cuando menos valorada estaba por los expertos, fue campeona del mundo. Triple campeón de Eurobasket (2009, 2011, 2015), campeón del mundo (2019) y medallista olímpico en Londres (2012) y Río (2016), Scariolo pensaba, más allá de su continuidad o no, que Tokio era el último baile de toda una generación y no quería perdérselo por nada del mundo. Puede que el presidente de la FEB, Jorge Garbajosa, consiga por ahí 'ablandar' al italiano y convencerle de que siga con todo su equipo de trabajo un año más. Es consciente de que gran parte del éxito de la Selección en el pasado Mundial pertenece al técnico de Brescia. El caso es que, para poder dirigir a la Selección en los Juegos, Scariolo tendrá que renovar por este abrupta irrupción del coronavirus en el calendario del deporte.