COPA DEL REY | REAL MADRID-VALENCIA

Ponsarnau: "¿Llull? Me habéis despertado a la fiera"

El técnico taronja, que dirigió al base en Manresa, dice que es “superlativo, uno de los mejores de Europa”. Y añade: “El Valencia quiere sacarse la espina de la final de 2017”.

Jaume Ponsarnau, entrenador del Valencia Basket, durante el partido contra el Barcelona.
ACB Photo

Jaume Ponsarnau atendió a los medios en el hotel de los equipos en Torremolinos. Poco antes Laso le había elogiado: “Es un gran tipo y un gran entrenador”. El técnico del Valencia, que dirigió a Llull en Manresa, alabó al base madridista, habló de la ilusión de su equipo y de los problemas físicos, del crecimiento del club alrededor de L’Alqueria y de la espina que tienen clavada por la final copera ante los blancos en 2017, sí, la de la Copa de Llull, otra vez él.

El Madrid y la final, el desafío. “Estamos a un partido de la final, el gran reto, aunque somos muy conscientes de que nos queda mucho esfuerzo por delante con no todas las fuerzas que querríamos tener para jugar ante un equipo tan físico y con tanto talento como el Madrid, pero con mucha ilusión que nos puede dar energía extra”.

La lesión de Vives. “No es grave, así que no está descartado, pero depende de su evolución. Esperemos que esté para ayudar un poquito, pero no podrá tampoco mucho. Tiene un buen golpe, un gran hematoma”.

La actuación de Sergi Llull. “Me habéis despertado a la fiera. Sabíamos que en momentos como este, el de la Copa, iba a crecer para encontrar su nivel, que es superlativo, uno de los mejores jugadores de Europa. Debemos prepararnos para defenderle, pero lamentablemente no solo a él. Está Campazzo, que en el último partido nos hizo 19 asistencias, Tavares y todo lo que condiciona, Causeur, Deck… cualquier jugador del Madrid. Debemos responder a sus momentos con nuestras mejores armas”.

El plan para esta temporada. “Teníamos un plan y hemos perseverado, lo bueno es que el equipo creía en él. Hemos construido un bloque con nuestra calidad, que nos hace ser competitivos aunque a veces nos falte un poquito. Estamos orgullosos de nuestro trabajo, aunque queda mucho por delante. Debemos exigirnos al máximo”.

La final de 2017 ante el Madrid, una espina clavada. “Vamos a intentar que este sábado sea un buen día para quitarnos esa espina que muchos de los que estamos la tenemos clavada. Fue mi primera final con el Valencia (técnico ayudante hasta 2018). Hicimos un gran partido, pero un tal Sergi Llull se sacó un par de triples que nos condicionaron muchísimo. Otro partido más en la retina para utilizar y ser mejores”.

Hasta noviembre, 12 derrotas en 16 partidos. “Cambiamos algunas cosas, pero sobre todo perseveramos. Quizá nuestro error entonces es que pensábamos muy a largo plazo y todo nos exigía demasiado en el corto plazo. Reconstruimos un poco los roles para volver al plan inicial, que era ser un equipo de 14 jugadores como única manera de aguantar una temporada tan larga y tan dura. Estamos en semifinales de la Copa porque, aunque ahora no tengamos a los 14 jugadores disponibles, hemos conseguido ser un equipo de 14 que aprovecha toda la fuerza de cada uno”.

Llegó como ayudante en 2016, cómo ha evolucionado el club: “Muchísimo. He visto una evolución con un impacto trascendental que es L’Alqueria, no por lo que respect al primer equipo, sino por el ambiente de baloncesto en el club. Todo es más grande ahora. Vas al pabellón de al lado y se huele el baloncesto y ha generado un ambiente buenísimo que da muchos estímulos para el futuro del club, que ya está pensando en construir el nuevo pabellón y que el primer equipo vaya cada año logrando objetivos deportivos. Y también están las chicas, que nos ayudan a convencer a todo el mundo de que el baloncesto es algo más que lo que hagamos nosotros. Es el baloncesto de formación y el femenino también. El club y Valencia se lo toman muy en serio, y todo junto ilusiona y emociona y abre grandes perspectivas de futuro”.

La normalidad. “Quizá esté subestimada porque ha habido mucha influencia de los entrenadores serbios, también del fútbol, que marca mucho porque hay mucha cultura del fútbol. Cuando tuve la oportunidad de ser entrenador profesional decidí que era muy importante ser como soy, ser yo, que era la mejor manera de hacer mi trabajo. Que quizá no encajaría en todos los sitios, pero era le mejor forma para poder hacer bien mi labor de entrador”.

Vives: “Lo voy a dar todo para poder jugar”

“Lo voy a dar todo para tener opciones de jugar. Tenemos los médicos y los fisios perfectos para conseguirlo. Me lesioné al ir a poner un bloqueo y golpearme con Claver”.

Ndour: “Soy un afortunado por poder vivir la Copa”

“Este Madrid es un gran equipo, todo el mundo lo conoce. Soy un afortunado por vivir un torneo como este en esta Liga”.