NBA | HOUSTON ROCKETS 109-SAN ANTONIO SPURS 107

Houston se venga del 'no mate' con una histórica remontada

Los Rockets perdían por 25 puntos a finales del segundo cuarto. Nunca antes la franquicia texana había dado la vuelta a un marcador tan adverso.

James Harden celebra una canasta ante San Antonio Spurs.
Troy Taormina USA TODAY Sports

Houston Rockets se vengó de San Antonio Spurs casi 15 días después del violento mate de James Harden que los árbitros no vieron en el último encuentro entre ambos equipos y que se cerró con triunfo para los de Gregg Popovich. Ese día, en San Antonio, los de Mike D’Antoni cayeron tras dos prórrogas y por un par de tantos. Y la tormenta se desató: si los colegiados hubieran dado como válida la canasta del base, los Rockets hubieran ganado. Es más, nunca se hubiera alargado tanto el enfrentamiento.

El error de los árbitros desató una densa polvareda, con Houston solicitando la repetición del duelo. Incluso, pidió que se le diera el triunfo directamente. Nada de eso pasó. Y tras 14 días los dos conjuntos se veían de nuevo las caras y hubo venganza: los Rockets ganaron (109-107) con sufrimiento y con la mayor remontada en la historia de la franquicia. Remando desde el comienzo del encuentro, cuando el aro rival se encogía ante sus lanzamientos: al finalizar el primer cuarto iban 14 abajo (21-35) y a tres minutos para llegar al descanso, 25 por detrás (38-63).

La remontada de Houston

Fue la máxima diferencia del partido. Los locales sufrían con un Harden negado en los 24 minutos iniciales: solo 9 tantos con un 4 de 17 en el lanzamiento. Westbrook era la mejor noticia para los texanos. Respondía él a las andanadas de los visitantes y acabó con 31 puntos y 10 rebotes. Capela hizo un doble-doble con un 15+15.

Sin embargo, poco a poco, las fuerzas se nivelaron. Fue fuego a discreción. En cuatro minutos, los Rockets ya estaban a solo diez tantos y Harden entraba en liza. La Barba cerró su 26ª partido seguido por encima de los 20 puntos con 28 y pasó de un 23% en el tiro a un 34%. Menos da una piedra, la verdad. Él empató a 97 desde el triple a falta de 5:34 para cerrar un choque que pudieron llevarse perfectamente los Spurs, que cayeron a plomo en el segundo tiempo: solo 35 puntos y un 27% de acierto. San Antonio tuvo en las manos de Forbes y de White la posibilidad desde el triple. Ambos erraron y los locales sumaron su tercera victoria en los últimos cinco partidos.