NBA | MAGIC 107 - ROCKETS 130

A James Harden le quema la mano: 109 puntos en dos partidos

El escolta ha pillado la racha y está imparable. Tras meterle 55 a los Cavs esta noche les ha hecho 54 a los Magic. Iguala un récord de triples de Curry.

A James Harden le quema la mano: 109 puntos en dos partidos

Mucho se está hablando de la temporada de James Harden y no es para menos. En cifras históricas de anotación que le colocan entre las cinco mejores de siempre, pero con días nefastos en los que casi tiraba más tiros que puntos metía. No se puede decir que le haya pasado eso en los dos últimos partidos, en los que ha protagonizado dos exhibiciones ofensivas sin parangón. Porque a los 55 puntos con 10 triples que les hizo a los Cavs el miércoles ha sumado hoy otros 54 con 10 tiros de tres de nuevo ante los Magic. Es el primer jugador en la historia que enlaza dos partidos de más de 50 puntos y al menos 10 triples. Stephen Curry, seguramente el mejor triplista de la historia, ya había firmado dos encuentros consecutivos con 10 aciertos desde el perímetro, pero no llegó a los 50 como sía ha hecho La Barba ahora.

Al descanso ya llevaba 25, la 11ª vez que llega a esa cifra en lo que va de temporada. Para hacernos una idea, los dos siguientes jugadores que más veces lo han hecho este curso son Trae Young y Damian Lillard con cinco. Al ritmo del escolta (que también cogió 5 rebotes, dio 7 asistencias y puso 3 tapones), de un Westbrook más efectivo (23+7+6), del trabajo continuo de Capela (10+11) y PJ Tucker (12+11), y de un cada vez más involucrado McLemore (18 puntos, 6/7 en triples) los Rockets están levantando otra vez el vuelo después de un pequeño parón que les llevó de rozar la segunda plaza del Oeste a la cuarta que ocupan ahora. Es cierto que cuando un equipo lanza al 56,4% desde la línea de tres tirando 39 veces la cosa para el rival se complica bastante.

Eso fue lo que le pasó a los Magic, que básicamente vieron como se iban quedando cada vez más atrás con el paso de los minutos por un simple tema de potencia de fuego. Unos tenían mucha y los otros poca. Fournier (27) y Gordon (21+6+4) fueron lo más parecido a las armas que habrían necesitado para contrarrestar el arsenal texano. Jugar a 130 puntos nunca ha sido su historia y desde ese punto de visto poco tenían que hacer los Magic, un equipo en el que cuando la defensa no marca diferencias el ataque suele estar vendido. Necesitan la vuelta de Vucevic como el comer, porque Hornets y Pistons aprietan cada vez más.