Competición
  • Clasificación Eurocopa

MUNDIAL CHINA 2019

Garbajosa: "Ya hemos ilusionado a un país, falta la guinda"

"Tengo suerte, estoy viviendo algo inolvidable", dice el presidente de la FEB en una entrevista con As en las horas previas a la final.

Jorge Garbajosa junto a Rudy Fernández.
FEB

Anochece en el hotel Shangri-La del distrito de Haidian. A escasos diez minutos del Wukesong, escenario de la final del Mundial de China 2019, Jorge Garbajosa atiende a AS. Sabe que es el momento de vender baloncesto, pero también de agradecer a este grupo de jugadores un verano de esfuerzos que está a punto de acabar en gesta histórica.

¿Se acuerda de lo que estaba haciendo el día antes de la final del Mundial de 2006?

Me acuerdo vagamente pero seguro que echar una siesta, descansar, jugar a la pocha un buen rato... Fue un día tranquilo, normal, pero algo más complicado por la lesión de Pau. Le arropamos mucho. Fue lo único diferencial. Cuando eres jugador es verdad que tienes el gusanillo pero al final lo vives de una manera más normal. Cuando estás fuera y no puedes intervenir en el resultado, lo ves desde la barrera y al nivel emocional se te hace eterno.

¿Ahora hacen cosas más raras los jugadores en las previas?

Qué va. Uno estaba recuperando, otro se ha ido a tirar. Había gente con los fisios... Luego reunión. Notamos más atención de los medios, de las redes sociales, los jugadores tienen más llamadas... Pero eso es un orgullo. Y nada más.

Debutó como presidente en Río con un bronce, siguió con el bronce de Estambul y ahora otra medalla en el Mundial. Con las chicas va también de medalla en medalla. ¿A quién le pone velas Jorge Garbajosa?

(Risas). Tengo suerte. Pero no la suerte de que ha tocado la lotería. Tengo la suerte de tener un equipo de trabajo comprometido, a un espectacular equipo técnico de la FEB; a Scariolo y Mondelo con toda la estructura deportiva..., y ahora se ven los resultados. Tengo la suerte de estar viviendo algo inolvidable. Cuando en FIBA nos entregaron el premio a mejor segunda selección del mundo masculina, femenina..., se me saltaban las lágrimas. Porque yo soy un hombre de baloncesto y tener estos equipos, esta sensación de unión en el baloncesto español que voy sintiendo y que la gente se está uniendo por fe, intento coordinar y marcar el camino pero el mérito es de ellos.

¿En qué momento tuvo la intuición o alguien le dijo algo que le hiciese pensar que se podía hacer algo grande en este Mundial?

Diré una pequeña interioridad sin decir el nombre. En la primera fase, en la que estábamos un poco inquietos, me acerqué a un jugador y le dije: '¿Hay algo que podamos ayudar?' Como siempre digo, hay que molestar poco y ayudar en lo que podamos. Pero lo pregunté. Y me dijo; 'Tranquilo, estamos dando pasos y estamos donde queríamos'. A partir de ahí, confiar. Pero eso me dejó muy tranquilo y dije: 'hostias'. Porque me lo dijo alguien que respeto mucho, alguien que tiene una inteligencia deportiva y emocional tremenda y ante esas palabras, confiar. Lo dije en el documental de las chicas. Confío a ciegas. No ganamos siempre pero sí merecen un voto de confianza siempre.

Marc puede ser el segundo jugador que gana Mundial y anillo NBA el mismo año, pero no habrá quien haya ganado el Mundial como jugador y presidente...

Alguien me lo dijo ayer. La verdad es que no lo había pensado. Lo importante es el baloncesto español, la FEB, este equipo. Y cuando llegan estos momentos, ya no le podemos pedir más al equipo. Han dado todo lo que tenían y más, nos han traído hasta la final. Lo que importa es el oro, especialmente para ellos. Han hecho un camino muy largo superando problemas de todo tipo e incluso con cierta desconfianza en algunos sectores y han luchado con una profesionalidad y una caballerosidad intachable. Incluso cuando más se pudo dudar, los jugadores lo asumieron con una naturalidad asombrosa. Si hay un campeón del mundo y de la NBA perfecto, pero que haya un presidente y jugador campeón del mundo, eso da igual.

Pero es que esto era un Mundial a la aventura. Había siete debutantes en el Mundial y era la segunda vez en 18 años que no estaba la generación de los 80... ¿Esto se podía esperar?

Esto es una aventura de hace dos años. Me acuerdo mucho estos días del viaje a Montenegro. Me acuerdo incluso de Benahavís antes. De Guadalajara, nuestra casa de las Ventanas. Y desde el primer día, nos vamos conociendo, viendo hasta dónde podemos llegar. Estos días me he acordado mucho de Fran Vázquez, de Sergi Vidal, de Jaime Fernández, de todos los que han participado. No es un vuelo cómodo pero los tenemos muy en mente. Hemos ido creciendo y hemos ido dando pasos. Nunca puedes saber cómo va a salir, ni teniendo a todas las estrellas del mundo. Pero ha sido una aventura apasionante que nos ha hecho crecer. Sobre la generación del 80, en 2008 escuché que era el último año de Pau, de Navarro... Y Navarro se acaba de retirar y Pau sigue y quiere estar el año que viene en Tokio. Pero lo importante es que de 2006 a ahora hay diez jugadores diferentes y seguimos estando en la final del Mundial Lo único que le pido a la gente es que confíe en este equipo. No vamos a ganar siempre, es imposible. Pero esta Selección se ha merecido que creamos en ellos. Pero no por ciega, sino porque los resultados nos avalan. Creamos en el baloncesto y en la Selección.

"Esto es una aventura de hace dos años".

Garbajosa:

En los doce jugadores que han venido con la Selección hay 24 medallas en formación. Es un gran trabajo de la FEB y también de los clubes.

Es que es una consecuencia. La FEB tiene que ser un dinamizador. El trabajo de los clubes y las autonómicas es espectacular. Con eso unido no hay límite. Que la USA Basketball diga que somos un ejemplo es un orgullo. Esto no acaba aquí. Esto acaba de empezar. Hemos hecho un punto seguido y esto no va a parar.

¿Este subidón de baloncesto en el país cómo se capitaliza?

Para empezar, el ejemplo de las chicas el año pasado fue espectacular. La subida de un 20% de licencias en chicas que empiezan en el baloncesto es un empujón espectacular. Estoy convencido de que la Liga Endesa este año va a salir reforzada. Agradezco los mensajes del presidente de la ACB, el director general, de muchos clubes y de autonómicas. Y les he dicho lo mismo. Gracias y enhorabuena porque esto es de todos, del trabajo de mucha gente. Y a partir de ahora, a crecer.

Lo del viernes, cuentan, fue tremendo en España.

Me están llegando vídeos de colegios. En los recreos se puso el partido para verlo. De hospitales, de un geriátrico de gente mayor viendo el partido celebrándolo como chavales de 20 años. Esto hace que el baloncesto esté donde tiene que estar siempre. Esto es el impulso definitivo y este es un nuevo impulso. Ya hemos demostrado que eso de que cuando se acaben los juniors de oro se acaba todo no es cierto. Confíen en nosotros.

Decía aquí antes del Mundial: "Me duele Pau". Al que le tiene que estar doliendo no estar es a él.

Hemos hablado durante el campeonato y la verdad que Pau es muy especial, trasciende más allá de la cancha. No por casualidad es un referente social. Es un referente para este equipo. Los junior de oro no están, pero sí están. Estos doce se han batido el cobre pero estos han cambiado el deporte español. Alguien de quien me fío mucho me decía: nos habéis demostrado que se puede competir contra los americanos. Y si se puede competir contra los americanos en baloncesto se puede competir contra cualquiera. No quiero acordarme de los méritos de otros porque el mérito es suyo sin ninguna duda. Pero ese cambio de mentalidad, esa resiliencia de aguantar contra las adversidades y creer que no hay enemigos que no puedas ganar, es un legado de los juniors de oro y son los mejores profetas de los de hoy.

Aventuras como esta crean lazos especiales para toda la vida. ¿Lo siente así?

La amistad entendida a nivel personal y profesional. Los que hay aquí han recogido un testigo maravilloso y estos chavales han aprendido este verano. Willy lleva más tiempo, Juancho está empezando, los que vienen detrás como Eric Vila que sienten esto como suyo. Para mí eso es lo más bonito. Es su compromiso, sus ganas de trabajar. Han superado problemas físicos. Eso es la amistad. No es venir aquí y pasártelo bien. Ver trabajar a Ricky, Marc, Rudy. Los jugadores aprenden.

¿Se puede tener miedo por desilusionar a la gente hoy? Media España estará delante de la televisión.

No. Se dice que las finales se ganan. Yo añadiría que las finales se disfrutan. Cuando juegas y te entrenas todo un año, haces sacrificios un año, todo eso se hace para jugar finales. Por eso hay que disfrutarla también. Te has ganado estar ahí. Para mí lo más importante de la final son ellos. Este oro es para ellos porque ver un 40% de audiencia a las diez de la mañana un viernes es histórico. Me contaba un amigo que cortaron una reunión para salirse antes para ver el partido en el bar y que vio gente llorar. Ya no podemos desilusionar. Ya hemos ilusionado a un país, falta poner la guinda. Estoy convencido de que lo vamos a hacer pero si no lo hacen no faltará un ápice la sensación de orgullo que siento por ellos.

¿Es verdad que del subcampeón no se acuerda nadie?

Primero vamos a intentar que se acuerden del campeón y que seamos nosotros. Y luego hay formas y formas de ganar. Y eso de una plata que sabe a oro no sé si estoy de acuerdo pero sí es verdad que hay platas y platas. Este equipo ha sufrido mucho e insisto una vez más. La recompensa es para ellos. Más no se les puede pedir. Han competido incluso en inferioridad física. Yo no les puedo pedir más.

Y a partir de este lunes, ¿qué?

Pues trabajar. Honestamente, esto no para. Queremos hacer muchas cosas. A primeros de octubre nos vamos a Francia para empezar a coordinar la organización del Eurobasket femenino de 2021, queremos traer algún evento extra o especial a la FEB en 2020. Hay mucho trabajo. Queremos seguir acercando nuestra liga femenina. Hay mucho trabajo por hacer con nuestros sponsors y las autonómicas.