Competición
  • Europa League
  • Euroliga
  • Copa Libertadores
Euroliga
Zenit San Petersburgo ZEN

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

Khimki Moscú KHI

-

Francia
61
FIN
70
España

EUROPEO SUB-16 | FRANCIA - ESPAÑA

La Sub-16 conquista el oro europeo tras vencer a Francia

La Selección doblegó en la final a Francia con un gran partido de Domínguez, Caicedo y Núñez. Segundo oro estival para las categorías de formación.

Los jugadores de la Selección Sub-16 celebran el oro conquistado europeo conquistado ante Francia.
FIBA

¡Otra vez campeones de Europa! Tras la amarga plata del pasado verano, la Sub-16 volvió a conquistar el Viejo Continental como ya había hecho en cuatro ocasiones anteriormente, la última en 2016. Y lo consiguió tras doblegar a la Francia (61-70) del gigante Wembanyama (218 centímetros en un cuerpo de 15 años) en un encuentro que parecía completamente controlado a mediados del tercer cuarto (28-47) y que se complicó demasiado en los instantes finales.

Los galos llegaron a ponerse a seis tantos (53-59), pero tres triples casi consecutivos de un sobresaliente Michael Caicedo (21 puntos, 5 de 8 de tres) despejaron el camino para conquistar el segundo oro estival para las categorías de formación. El tercero para el baloncesto español con el logrado por la Absoluta femenina hace poco más de un mes. A pesar de su importancia, el canterano del Barcelona se quedó fuera del cinco ideal del torneo. No así Juan Núñez y Rubén Domínez, que fue nombrado MVP del torneo. El nuevo jugador del Estudiantes también hizo una buena final: 15 tantos para 10 de valoración.

A España le costó empezar a carburar. Francia, apoyada en la intimidación de Wembanyama, se distanció rápido (9-2). Una ilusión. Con una presión asfixiante en todos y cada uno de los centímetros de la cancha, los chicos de Daniel Miret se hicieron con el control del duelo. Rubén Domínguez (7 de sus 15 puntos llegaron en el primer cuarto) creó los primeros vientos que se transformaron en un brava tempestad: parcial 2-22 en 7 minutos, a caballo entre el periodo inicial y el segundo (11-24). Francia estaba seca. Sin pólvora y sin ideas, cada galo hacía la guerra por su cuenta y la Sub-16 supo jugar con su ansiedad.

A mediados del tercer cuarto, un triple de Domínguez ponía la máxima ventaja para España (28-47). La reacción francesa, arreones permitidos cuando los de Miret bajaban los brazos en defensa y se ofuscaban en ataque, llegó a inquietar a la Selección. Un miedo que Caicedo disipó desde el perímetro y que elevó a sus compañeros a la cima de Europa. Estos chicos ya no son futuro: son el presente del baloncesto español por mérito propio. 

Fe de erratas: en la primera edición de la crónica se otorgaba por error el MVP del torneo a Juan Núñez.